Salidas de cuarentenas: ¿Cómo abordar el regreso a la rutina sin repetir los errores del pasado?

por | May 10, 2021 | Vivir Mejor

Contenido de Emol en colaboración con Espacio Mutuo

Después de llegar al peak de la segunda ola de la pandemia de coronavirus en el país y pese a que la situación sigue siendo crítica, algunas comunas a nivel nacional han experimentado una disminución de contagios que llevó a las autoridades a levantar las medidas restrictivas en el plan paso a paso. 

En ese sentido comunas como Providencia, La Reina y Ñuñoa, en la Región Metropolitana, avanzaron a Transición la semana pasada, es decir, sus habitantes tienen libertad de movimiento de lunes a viernes (excepto en el toque de queda). 

Este escenario genera un impacto en distintos ámbitos de la sociedad y tanto el contexto laboral como social no quedan ajenos a esta etapa de nuevos desconfinamientos. 

Tomando en cuenta eso es que los expertos ponen el foco en el regreso a la rutina y entregan distintas recomendaciones para enfrentar de la mejor manera este retorno a tener una estructura diaria establecida sin repetir los errores del pasado

“Pienso que, si no se hace consciencia, las personas van a seguir cometiendo errores iguales o similares. Nos falta educación y cultura en la que se respete a los otros, a nuestros pares. Desde la psicología, tomando en cuenta que más allá de cuántas comunas salgan del confinamiento, mientras no hagamos consciencia se van a seguir cometiendo los mismos errores”, explica María Isabel Ovalle, psicóloga de Clínica Los Carrera.

En esa misma línea agrega que el objetivo en esta nueva fase es no tener un enfoque de imposición, “sino del entendimiento y de que las personas entiendan el riesgo al que se exponen y exponen al resto, y en base a ello respeten las normas sanitarias, más que por evitar un castigo”. 

Por la vereda médica, la doctora Sandra Aguilera, Médico Cirujano General de Nueva Clínica Cordillera, asegura que el llamado sigue siendo al autocuidado. “A mis pacientes trato de capacitarlos en estas medidas que son el lavado de manos, uso de la mascarilla, distanciamiento frente a otras personas, etc”.

Por otro lado, añade, “no hay que estresarse tanto, no preocuparse en exceso y entrar en pánico, son medidas importantes a tener en cuenta, además de estar atentos a las enfermedades de cada uno, por ejemplo, si alguien es hipertenso es necesario que tenga todos los controles al día y tome sus medicamentos, puesto que, como sabemos, todas las enfermedades crónicas requieren de un importante autocuidado, más aún, aquellas que aumentan los riegos generar cuadros graves de coronavirus”.

Fernando Valenzuela, doctor en sociología de la UNAB, resalta en tanto que “desde el punto de vista sociológico podemos reconocer que se ha puesto énfasis en estrategias de autocuidado en desmedro de la identificación de condiciones que dificultan que los individuos eviten conductas de riesgo. Para no repetir errores anteriores se deben atender ambas dimensiones por igual. Por una parte, se debe insistir en la necesidad de que todos mantengan conductas de autocuidado. Por otra parte, se debe atender a las condiciones materiales de existencia de todas las personas”.

LOS APRENDIZAJES A PONER EN PRÁCTICA 

Como las salidas de cuarentenas ya se habían vivido el año pasado, los expertos aseguran que existen distintos aprendizajes que se obtuvieron durante los desconfinamientos anteriores y de ahí que llamaron a tenerlos presente para evitar cometer los mismos errores.

Así, Sandra Aguilera destaca que “uno de los aprendizajes anteriores es el pensar más en la prevención y ser menos reactivos que en otros momentos de la pandemia, tanto a nivel de políticas públicas como en la gestión de la pandemia de cada persona. El pensar en uno mismo, también hace que me cuide y cuide también de mis cercanos, también el hecho de estar bien, alimentarse bien, ejercitarse, estar tranquilo y tener un ambiente sano para mí y mi familia, son las cosas que hemos aprendido y que cada ha sido el propósito de cada confinamiento, porque si no hemos aprendido de esta forma, estando en cuarentena, no sé cómo más lo podríamos hacer”.

La psicóloga María Isabel Ovalle, en tanto, se mostró más cauta al momento de hablar de aprendizajes puesto que, a su juicio, “aún falta mucho para evaluar si existe o no un aprendizaje efectivo respecto a las situaciones anteriores de confinamiento”.

“Me parece que lo sabremos cuando estemos cerca de alcanzar la inmunidad de rebaño y cuando las cifras disminuyan considerablemente. Ahí se podría hacer un estudio, de acuerdo a una pauta evaluativa, analizar si hubo o no un aprendizaje y de qué tipo fue. Esto porque hoy es muy complicado evaluar el aprendizaje, dado que aún existen demasiadas posturas distintas respecto a la enfermedad, algunos todavía no creen en el virus y creen que es planificado, otros sí creen y han sido afectados por el virus. Entonces, todo es muy reciente y va a requerir tiempo”, añade. 

Pese a esto, la experta del área de la salud mental expuso que han sido los más pequeños de la sociedad los que más aprendizajes han obtenido a raíz de la pandemia. 

Los niños han aprendido muy fácil el manejo del auto cuidado. Ellos mantienen sus mascarillas en consulta, han internalizado las medidas sanitarias y los nuevos patrones conductuales que se han impuesto a raíz de la pandemia como es el lavado de manos, sacarse los zapatos, etc, algo que ha sido menos incorporado por parte de los adolescentes, que también tienden a dudar. Por otra parte, los adultos y tercera edad tienen bastante miedo y se sienten muy solos, yo creo que lo que más ha aprendido la población de ese segmento es el respeto de los espacios y a cuidarse, en base a todo lo que han sacrificado hasta ahora”, complementa. 

LAS PRINCIPALES RECOMENDACIONES PARA UN REGRESO SEGURO

Con los aprendizajes de por medio, las expertas también entregaron recomendaciones para lograr desconfinamientos seguros tomando en cuenta que durante las próximas semanas y meses cada vez se sumen más comunas a las salidas de cuarentenas. 

De esta forma, María Isabel Ovalle afirma que es necesario comprender “que estamos en una situación de vulnerabilidad de mucho estrés, de ansiedad a flor de piel, por lo cual se sugiere que mantengamos la cordura, cultivemos la paciencia y el control de la ansiedad, de la impulsividad y la rabia”.

“Lo anterior, teniendo siempre presente, que la pandemia y todo lo experimentado durante este este tiempo va a terminar, que, pese a que aún no está determinado, sí tiene un fin y no es eterno. Se recomienda el trabajo en nosotros mismos, en mí yo consciente y ser más compasivos, más afectivos con nosotros mismos, querernos más y no castigarse por lo que no podemos hacer. Durante un momento como este, es clave el dejar de lado la autoexigencia y ser más reflexivos, cultivar la templanza y la empatía respeto a los otros”, dice. 

Por último, continúa, también se recomienda plantearse “nuevas rutinas diarias, que sean más sencillas y potencien la flexibilidad para lograr ser más adaptativos en esta pandemia. Esto, dado que es incierto lo que vendrá, el ser flexibles nos entrega tranquilidad y nos ayuda a bajar los niveles de estrés, que es lo que hoy día se necesita. Siempre es recomendable generar actividades para favorecer la salud mental durante el encierro como Hacer yoga, practicar la meditación y técnicas de respiración consciente, hacer ejercicio todos los días 30 minutos, aprender manualidades y mantener el contacto con nuestros seres queridos y evitar aislarnos en un dormitorio”.

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This