Empieza a mejorar tu bienestar con estos 10 consejos

por | Dic 7, 2020 | Vivir Mejor

Estimulando el bienestar

Contenido de expertos en colaboración con Espacio Mutuo

Bienestar significa estar y sentirse bien y en paz con uno mismo y con el resto. Este estado se sustenta en varios pilares, todos conectados entre ellos. Hoy profundizaremos en el bienestar físico, mental y financiero.  

El bienestar físico se molda sobre las decisiones cotidianas: qué comemos, cuánto nos movemos y cómo descansamos impactan en nuestra salud física y mental. Es que disfrutar del bienestar físico se traduce en abundante energía y resiliencia para sobrellevar los desafíos que nos presenta la vida a diario. 

El bienestar mental significa estar presente, en control y en paz. Las emociones y los pensamientos afloran en nuestro comportamiento, por lo que es esencial saber reconocerlos para luego decidir conscientemente nuestra reacción. Al igual que un músculo, la mente se puede ejercitar para cultivar la claridad mental.

Y sobre el bienestar financiero, cabe aclarar que la cantidad no es lo mismo que calidad. Por eso, la capacidad para manejar la economía personal y/o familiar, con tal que reduzca el estrés y aumente la seguridad es lo que definimos como bienestar financiero. Son los hábitos financieros como saber gastar, ahorrar e invertir, los que mantienen una estabilidad económica. Raya para la suma, seguridad es paz.

A continuación, te damos los siguientes consejos para que emprendas tu camino hacia el bienestar físico, mental y financiero de forma sencilla:

  • Duerme las horas adecuadas para recuperar energías

La Organización Mundial de la Salud recomienda a los adultos dormir por lo menos siete horas por día.

  • Sigue una dieta equilibrada y no te saltes comidas

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura junto con la Organización Mundial de la Salud recomiendan ingerir al menos cinco porciones de frutas y hortalizas. Además, sugieren reducir el consumo de azúcar y sal.

  • Rompe con el sedentarismo y comienza a hacer deporte 

La Organización Mundial de la Salud publicó este año nuevas pautas de actividad física que indican a los adultos realizar al menos 150 minutos de actividad física por semana (2,5 horas).

  • Mantén tu cuerpo hidratado y eleva tu energía y capacidad de concentración

Desde la Clínica Alemana aconsejan tomar al menos dos litros de agua al día, y no esperar a tener sed para beberla. 

  • Haz vida social y mantén las relaciones con quienes te rodean

Los seres humanos somos seres sociables y la interacción es necesaria para desarrollarnos, enriquecernos y conocernos mejor. 

  • Sé positivo: sonríe y afronta los días de manera positiva

La revista Entrepreneur propone el pensamiento positivo como herramienta para alcanzar una vida feliz y recomienda usar palabras positivas, enfocarse en el presente, aceptar que no todo es perfecto y meditar.

  • Sé agradecido y toma conciencia de lo que tienes y lo que has logrado

Recordar las razones por las que sentirse agradecido ayuda a mantener el enfoque positivo, y convertirá la ira y la frustración en sentimientos más positivos.

  • Diviértete y realiza actividades que disfrutes, ¡mejorará tu ánimo!

Pregúntate cuáles son las actividades que te divierten y hace cuánto no las realizas. Organiza tu tiempo y da un espacio a lo que te hace pasarlo bien. 

  • Establece metas financieras: si ahorras, determina cuál será el uso de ese dinero

Las metas financieras son declaraciones de cosas que te gustaría lograr. El primer paso es elaborar un presupuesto familiar o personal tomando en cuenta tus ingresos, deudas, y gastos fijos y variables. Así sabrás cuál es tu capacidad de ahorro para cumplir las metas.

  • Menos es más: analiza cuáles servicios no utilizas y puedes cancelar o conseguir otro plan más económico. Por ejemplo, cambiar tu plan telefónico respecto al uso que realmente le das es una medida que te ayudará a ahorrar dinero.  

Este estado idóneo de bienestar puede llegar a ser permanente, siempre cuando se forjen buenos hábitos; comportamientos inconscientes y constantes. Los hábitos se reiteran porque el cerebro busca atajos mentales para optimizar esfuerzos. De hecho, se ha demostrado que las conexiones neuronales se profundizan al repetir la misma acción. Entre el 40% y el 50% de nuestras acciones diarias se hacen por costumbre, desde las más mundanas como lavarse los dientes a otras más contemporáneas como obsesionarse con Whatsapp. 

La importancia de moldear rutinas, es que, en el largo plazo, nuestro bienestar se sustenta en la calidad de nuestros hábitos. De hecho, en latín la palabra identidad significa repetidamente. Esta definición confirma que la personalidad de una persona se construye con sus hábitos, ya que son las acciones las que revelan el carácter de un individuo. Por lo tanto, para crear, cambiar o eliminar hábitos también se debe ahondar en el proceso reiterado por encima del deseo fugaz. En vez de querer ser alguien atlético, es mejor entrenar, comer sano y descansar lo necesario a diario. En vez de añorar ser pudiente, es mejor ahorrar o invertir con sensatez regularmente. Escribir cada día encarna la identidad de una persona creativa, lo mismo que ayudar reiteradamente define a una persona solidaria.

La transformación hacia el bienestar significa acción constante; tú te conviertes en tus hábitos. De ti depende transformarte en tu mejor versión y mantenerla en el tiempo.

Si quieres leer más información sobre estos temas, puedes visitar también www.betterfly.cl

Por Equipo Espacio Mutuo

Mutual de Seguridad

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This