¿Dar las gracias podría ayudarte a dormir mejor?… Sí

por | May 18, 2020 | Vivir Mejor

Cuando las cosas salen tal como queríamos, es fácil sentirse agradecido de la vida. Sin embargo, el verdadero desafío es darnos cuenta de las cosas de las que podemos estar agradecidos, también en aquellos momentos en los no parece haber suficientes razones para hacerlo (algo así como en la mitad de una pandemia, por ejemplo).

La gratitud va mucho más allá de las buenas costumbres y la cortesía – es un estilo de vida que requiere práctica y esfuerzo. ¿Pero vale la pena? El Dr. Robert Emmons, psicólogo de la Universidad de California, Estados Unidos, y fundador del Journal of Positive Psychology, ha dedicado su vida a demostrar que sí.

AFIRMAR LO BUENO

Emmons lleva años estudiando el impacto de la gratitud, no sólo en la vida de las personas en general, sino que también en su salud física y mental. En un momento tan complejo como el de hoy, encontrar la motivación para estar agradecidos en el día a día podría ser la solución frente al estrés y la incertidumbre.

«Es una afirmación de bondad», explica Emmons. «Afirmamos que hay cosas buenas en el mundo, regalos y beneficios que hemos recibido. Reconocemos que las fuentes de esta bondad están fuera de nosotros y reconocemos que otras personas, incluso dioses o seres superiores – si eres una persona espiritual- nos dan muchos regalos, grandes y pequeños, para ayudarnos a alcanzar toda la bondad que tenemos en nuestras vidas”.

Adicionalmente, la gratitud facilita la conexión con las demás personas. “Es una emoción que fortalece los vínculos sociales”, señala Emmons, “ya que nos exige reconocer las veces en que hemos sido apoyados y contenidos por otros”.

EL IMPACTO DE DAR LAS GRACIAS

Ya varios estudios se han dedicado a desentrañar cómo funciona el agradecimiento dentro del cerebro humano: ¿qué redes neuronales activa? y, quizás lo más importante de todo, ¿cómo nos beneficia?

  1. LA GRATITUD HACE QUE TU CUERPO Y TU MENTE SE SIENTAN BIEN

Las primeras imágenes que se obtuvieron de un cerebro experimentando la gratitud se tomaron el 2008, y mostraron la activación sincronizada de varias regiones cerebrales. El hipotálamo, zona que cumple un rol esencial en la producción de hormonas en el cuerpo, era de los principales afectados.

Más tarde, en el 2009, los investigadores se dieron cuenta de que estos niveles más altos de actividad en el hipotálamo tenían una gran influencia en el metabolismo y los niveles de estrés. Esto significa que la gratitud podría tener efectos positivos de tan amplio alcance como hacerte comer mejor y dormir más, lo cual, en última instancia, podría incluso representar una disminución de la depresión y una mejor salud física.

  1. LA GRATITUD MEJORA TU TOMA DE DECISIONES

Un estudio de 2015 de la Universidad del Sur de California, Estados Unidos, planteó la hipótesis de que la gratitud aumenta la actividad en las regiones del cerebro asociadas con la cognición moral, el juicio de valor y la teoría de la mente. Los datos de las resonancias del estudio, que incluyó a 26 participantes de entre 18 y 28 años, confirmaron peaks de actividad en esas regiones.

  1. LA GRATITUD MEJORA TU SALUD MENTAL (INCLUSO CUANDO ESTÁS PEOR QUE NUNCA)

El 2015 también se realizó otro estudio, esta vez en personas que tenían problemas de salud mental preexistentes. Estas 293 personas fueron reclutadas para este estudio en un momento en que su salud mental estaba en su peor estado clínico de todos los tiempos, ya que aún no habían comenzado las sesiones de apoyo terapéutico. La mayoría de estos participantes luchaban con trastornos de depresión y ansiedad.

Los sujetos se dividieron al azar en tres grupos: un grupo de control que se sometió a psicoterapia, un grupo que se sometió a psicoterapia y escritura expresiva, y un tercer grupo que se sometió a psicoterapia y escritura de agradecimiento (esto es, escribir día a día aquellas cosas que agradeciste de la jornada).

Durante los meses que duraron los ejercicios de escritura, aquellos participantes que se trataron con psicoterapia y escritura de agradecimiento exhibieron una salud mental significativamente mejor que la de los grupos de escritura expresiva y de psicoterapia.

Los resultados de este estudio, y tantos otros similares, sugieren que la escritura de gratitud puede ser beneficiosa no sólo para la mente sana y bien adaptada, sino también para las personas que ya sufren de problemas de salud mental.

  1. LA GRATITUD IMPACTA MÁS CUANDO SE CONVIERTE EN UN ESTILO DE VIDA

Aunque los beneficios sean reales, es importante remarcar que las mejoras en la salud mental de aquellos pacientes que practicaron la escritura de agradecimiento no ocurrieron de forma inmediata – los participantes adoptaron la gratitud como un hábito en sus vidas, gracias al tiempo y la perseverancia.

Si bien dar las gracias a cada persona con la cual interactúas durante el día es una costumbre amable y educada, el verdadero agradecimiento va más allá de acciones puntuales. La gratitud es un músculo que se debe ejercitar de forma constante y consciente hasta que, eventualmente, se transforme en un reflejo natural – un estilo de vida.

Por Equipo Espacio Mutuo

Mutual de Seguridad

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This