12 errores que probablemente estás cometiendo durante el aislamiento (y cómo solucionarlos)

por | May 25, 2020 | Vivir Mejor

No es nuestra naturaleza, no estamos hechos para esto: los seres humanos no servimos para el confinamiento. Desafortunadamente, la pandemia no se acaba cuando nosotros queremos, y debemos mantenernos fuertes y responsables hasta que el virus desaparezca del todo.

Pero si bien el aislamiento es difícil para todos, existen algunas personas mejor capacitadas para soportar una experiencia de esta índole: astronautas en su nave, marineros navegando en submarinos, presos que llevan años en su celda – podría decirse que son expertos en el tema.

En base a sus consejos, te presentamos una lista de los posibles errores que estás cometiendo durante este período de cuarentena, los cuales debes intentar corregir si no quieres perder la cabeza. Identifica cuáles puedes modificar en tu rutina desde hoy mismo:

Error 1: Ser egoístas y poco solidarios

En tiempos de crisis, nuestros instintos primarios apuntan a la supervivencia. Pero no dejes que opaquen tu empatía y solidaridad – no compres más productos de los que realmente necesitas, y no reacciones agresivamente en las filas del supermercado. Pensar en el prójimo es lo que nos mantiene racionales: “yo estoy bien, abastecido y saludable. ¿Qué puedo hacer, dentro de lo posible, para ayudar al otro?”.

Error 2: Descuidar la higiene personal

“Ya, si hoy no me va a ver nadie…”. La tentación es fuerte, pero debes resistir. La ducha diaria, el afeitado y cepillarse los dientes son elementos esenciales para nuestra autoestima y estabilidad mental. La Fundación de Salud Mental del Reino Unido lo explicó a propósito de la prisión: “Construir una rutina de higiene regular puede ayudar a dar consistencia a la vida en un ambiente de prisión. Ducharse y afeitarse todos los días son objetivos simples que marcan una gran diferencia en nuestra autoestima. Estos pueden ser de gran ayuda para protegernos de una mala salud mental».

Error 3: Guardarte tus temores

Intentar poner tu mejor cara durante las videollamadas resulta contraproducente. El mismo texto de la Fundación de Salud Mental señala que transmitir nuestras inquietudes a nuestros seres queridos puede ser una forma de lidiar con un problema que llevas mucho tiempo cargando en la cabeza: “Hablar con alguien que está experimentando la misma situación puede ayudar a sentirse menos aislado y más apoyado». Identifica cuándo tienes pensamientos negativos y cómo te impactan. Las declaraciones positivas pueden alentarnos a enfrentar situaciones difíciles. Intenta crear una lista de frases positivas que puedas usar.

Error 4: Beber, comer y fumar en exceso

La imposibilidad de salir puede llevarnos a consumir desmedidamente los recursos que tenemos en casa, sea en la despensa, el bar o el cajón de tabaco. Puede que estos nos regalen cierto placer instantáneo, pero efímero: «No hay duda de que el alcohol y otras drogas harán que las personas se sientan mejor a corto plazo», admite el psiquiatra Chris Palmer, profesor asistente de la Universidad de Harvard, Estados Unidos. «Sin embargo, si esta pandemia persiste durante un largo período de tiempo, o si esta recesión económica continúa, es previsible que algunas personas desarrollen un problema con el consumo de alcohol o drogas”. Mejor detenerse antes de que estos hábitos se salgan de control.

Error 5: No hacer deporte

Estar encerrados no es excusa. El ejercicio físico no sólo contrarrestará los malos hábitos y el sedentarismo que hemos desarrollado durante la pandemia, sino que también mejorará nuestro estado de ánimo. Un estudio de 2003 sobre el impacto psicológico de la vida en submarinos sostiene que la actividad física «puede ayudar a calmar psicológicamente problemas que surgen de vivir en un ambiente confinado y estresante».

Error 6: No ser creativos

Trabajar, supervisar las tareas escolares, preparar la comida… Todo puede servir como ejercicio de imaginación si te lo propones. Aprovecha de modernizar la decoración de tu hogar, probar nuevas recetas o hacer una limpieza profunda a tu armario – la creatividad nos ayuda a adaptarnos de forma positiva a esta situación y a generar herramientas para poder seguir adelante.

Error 7: Dejar todo al azar

Cada vez que nuestras rutinas se han visto profundamente modificadas, es necesario reorganizarlas concienzudamente y planificar qué podemos hacer, cuándo y cómo. Por ejemplo, elaborar una lista de compras extensa que nos ahorrará el tener que salir a comprar a diario. «El ser humano necesita rutinas. El orden externo influye en el orden interno. Nuestra mente se organiza y evita situaciones más incontroladas que nos hacen estar peor», dice Hernández.

Error 8: Cuestionar el confinamiento

He aquí un pensamiento erróneo: “¡De qué sirve estar encerrados si sigue aumentando el número de contagios!”. Es imprescindible comprender que quedarse en casa es lo correcto, y transmitírselo a quienes conviven contigo y a tus seres queridos es, también, parte de tu responsabilidad.

Error 9: Modificar tu rutina de sueño

Ahora que trabajamos desde casa, o no trabajamos, es fácil caer en la tentación de acostarse tarde, levantarse a media mañana, y tomar una siesta después de comer… Así se alteran los cronotipos, y eso trae consecuencias. «Si no toman siesta habitualmente, no lo hagan ahora», aconseja el marinero Andoni. «El cuerpo se acostumbra a dormir un número de horas y si lo sacas de esa rutina luego cuesta mucho volver a ella”.

Error 10: No ejercitar tu cabeza también

Mucha gimnasia, mucho cocinar recetas exóticas, mucha videollamada, pero si no ejercitamos la mente, estamos perdidos. Sobre este punto, la Inspectoría de Prisiones de Inglaterra y Gales (HM Inspectorate of Prisons) expone que «los prisioneros que se dedican a actividades intelectuales generalmente tienen mejor humor y autoestima, así como niveles reducidos de estrés y ansiedad». Leer, escribir o pintar, además de rellenar horas, reforzará el optimismo. 

Error 11: No dejar tiempo para uno mismo

La paradoja de la pandemia: estamos aislados, pero rara vez estamos solos. Entre el teletrabajo, las videollamadas, los deberes de los niños – muchas veces no somos capaces de dejar un tiempo de soledad para explorar nuestras propias necesidades y capacidades. John Bailey, tripulante y técnico de submarinos, resaltó vía Twitter la necesidad de esa conexión interior: Dedica tiempo a tu intimidad, inclúyelo en tu rutina. Incluso si tienes gente en la otra habitación, dense un par de horas solos. Haz lo que quieras: ve una película mala, reza, practica yoga… Cualquier cosa que te sirva para salir adelante». También lo dice la hermana María Teresa de los Ángeles, religiosa de las carmelitas descalzas de Cádiz: «Es conveniente buscar momentos de silencio y soledad”. Amén.

Error 12: No formar un equipo

Más allá de los momentos de soledad individual, quienes están pasando este aislamiento con otras personas – ya sea familia o amigos – deben unirse y funcionar en conjunto. Anne Mcclain, astronauta de la NASA y teniente coronel del ejército estadounidense, señala que es necesario adaptarse a las nuevas situaciones como un equipo: «El líder mejora la capacidad del grupo para ejecutar su propósito a través de la influencia positiva. Hay que establecer un ambiente de confianza. Coopere en lugar de competir». Ya sabes, todos para uno y uno para todos.

Por Equipo Espacio Mutuo

Mutual de Seguridad

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This