Flexibilidad laboral: Qué hacer para enfrentar nuevos confinamientos en términos del trabajo

por | Dic 14, 2020 | Nuevas Miradas

Contenido de Emol en colaboración con Espacio Mutuo

La flexibilidad laboral es un concepto que se instaló con fuerza en el país con la emergencia del coronavirus y que obligó a las empresas a replantear sus formas de trabajar para evitar contagios y seguir las medidas sanitarias entregadas por la autoridad. 

Es así que, desde marzo pasado, cuando se detectó el primer caso de Covid-19 en Chile, tanto empresas como colaboradores iniciaron un largo camino de adaptación donde el teletrabajo pasó a convertirse en un actor principal del contexto laboral. 

Con el paso de los meses y el levantamiento de las medidas de confinamiento por parte del gobierno, las empresas también dieron un paso hacia adelante en materia de regresar a la rutina en espacios físicos reacondicionados para enfrentar esta nueva realidad en modo pandemia. 

Sin embargo, mientras la crisis siga activa, la posibilidad de enfrentar posibles nuevos confinamientos tanto a nivel personal como laboral es un factor que se debe tener en cuenta y prueba de ello es que en los últimos días la Región Metropolitana volvió a fase 2 de manera preventiva, decretando cuarentenas durante los fines de semanas y festivos con el objetivo de minimizar los contagios.

Considerando este nuevo contexto de confinamientos, que genera distintas restricciones a nivel del trabajo, se hace fundamental contar con un plan de flexibilidad que pueda apoyar a mantener las operaciones y eso bien lo saben las empresas. 

“Las empresas deben estar preparadas cada vez más para escenarios cambiantes y creemos que lo están haciendo. Nuestro estudio realizado en noviembre de 2020, muestra que sobre un 56,5% de las empresas mantendrá el teletrabajo, probablemente porque muestra ser una forma efectiva de trabajar, ya que un 89,1% manifiesta que incrementó o al menos mantuvo la productividad con este formato”, destacó Pablo de la Barra, Gerente General de Talana, firma que entrega soluciones digitales en el área de Recursos Humanos a través de una aplicación y software. 

En esa misma línea Juan Andrés Perry, socio líder de Consultoría en Personas de EY, sostuvo que “este año ha quedado de manifiesto la importancia en las empresas de adaptarse oportunamente a las exigencias del entorno, de considerar las distintas realidades que enfrentan sus trabajadores, así como las distintas formas en que deben organizar su funcionamiento y las diversas maneras en que los servicios deben ser prestados para armonizar la protección de las personas, la continuidad de las operaciones y el cumplimiento de las normas”.

Ante esto, añadió el experto, “resulta esencial que las empresas proyecten nuevas formas de funcionar, distintos servicios a ofrecer, y diversas competencias a potenciar y desarrollar. La adaptabilidad e implementación de escenarios que consideren, por tanto, esta diversidad de competencias y formas de trabajar es clave para enfrentar futuros desafíos”. 

Cristián Yánquez, socio de Montblanc Consulting, también entregó su visión al respecto y afirmó que “la flexibilidad laboral es fundamental para atraer y retener talento en las empresas, ya que permite incorporar a personas de alto talento que por diversos motivos (personales, de salud, ubicación geográfica) de otro modo no acceden a los empleos. Un ejemplo de esto fue el cambio hacia flexibilidad laboral realizado por Vodafone, una de las mayores empresas operadoras de telecomunicaciones del mundo, hace más una década, para poder incorporar el talento que valoraba mucho la flexibilidad, no solo del lugar físico donde se desempeñaban los colaboradores, sino que también de horarios de trabajo”. 

“Por otro lado, se ha demostrado que la flexibilidad laboral aumenta el compromiso de los trabajadores. Por ejemplo, un reciente estudio realizado en Utah, EE.UU., por un conjunto de investigadores a las empresas identificadas como las mejores para trabajar, reveló que más de 94% de las compañías reportaron amplia satisfacción de los trabajadores como resultado de la oferta de flexibilidad y acuerdos favorables para la conciliación trabajo-familia”, continuó. 

Cómo prepararse para nuevos confinamientos 

Bajo este nuevo escenario de retroceder en el plan paso a paso, los expertos también explican que prepararse para cualquier eventualidad, como la que se vive por estos días, siempre es el mejor camino para evitar dificultades en términos operacionales.

“Así como las empresas han debido reaccionar ante la urgencia y tomar todas las medidas posibles para mantener sus operaciones y proteger a sus integrantes, es fundamental adoptar medidas que permitan reaccionar ante nuevos y posibles impactos de esta crisis, pudiendo aplicar lo ya aprendido y las medidas de adaptabilidad requeridas para estos efectos”, manifestó Juan Andrés Perry. 

Prosiguió afirmando que “en esta materia, es esencial contar con un liderazgo en las organizaciones que, habiendo identificado los focos de desarrollo requeridos para enfrentar, conllevar y, entre todos, contribuir a superar esta crisis, sigan colocando su mayor esfuerzo en las medidas que claramente seguirán siendo requeridas. La adaptabilidad es un proceso constante, y las organizaciones requieren avanzar en ello para lograr la ya mencionada armonía entre protección a sus trabajadores, funcionamiento organizacional y diseño junto con regulación de sus relaciones de trabajo”. 

Desde Talana, en tanto, puntualizaron que “más que un plan de emergencia según la fase o escenario, las empresas están asimilando que el futuro del trabajo es el trabajo híbrido, con algunas personas en formato presencial y otras en forma remota. El porcentaje con que se ejerza cada una de estas opciones dependerá del contexto que considera entre otros, fase de pandemia, labores de las personas, cargos y capacidad de comunicación de los equipos”. 

“Tenemos que acostumbrarnos a que la pandemia nos obligó a rediseñar la forma de trabajar, forzándonos a la adopción de esquemas mixtos y distribuidos, en donde no sea necesario que las personas estén físicamente juntas, en la oficina y todos los días”, complementó Pablo de la Barra.

Para Yánquez, en tanto, más que un plan de emergencia, las cuarentenas dinámicas y el Plan Paso a Paso del Gobierno plantean la necesidad de que las empresas “tengan diversos métodos flexibles de trabajo, que permitan adaptarse a la movilidad que establezcan las autoridades. Lo fundamental es que las empresas mantengan el foco en cuidar a sus colaboradores y hacer presente el autocuidado de cada uno”. 

Consejos para enfrentar un nuevo escenario de cuarentenas 

Los profesionales del área laboral también aprovecharon la oportunidad para entregar algunos consejos en materia de flexibilidad, haciendo énfasis en el trabajo en equipo y autocuidado para mantener las operaciones en la empresa y evitar los contagios del personal. 

En ese sentido, el representante de EY precisó que es esencial que las empresas continúen comunicando a sus colaboradores sus “propósitos y valores, ya que ello permitirá alinear a todos sus integrantes en un esfuerzo común, colaborativo y constructivo de adaptabilidad y cuidado mutuo”. 

“Logrando eso, las empresas estarán en un pie que permitirá seguir aplicando las medidas y regulaciones necesarias para efectuar aquellos trabajos presenciales de forma segura y efectiva, así como sus funciones remotas conforme a las competencias, herramientas y habilidades que ya han identificado y que seguirán identificando para su desarrollo. Asimismo, resultará necesario que las empresas realicen un seguimiento adecuado y constante de las diversas instrucciones que las autoridades competentes podrían impartir con ocasión de un eventual nuevo confinamiento laboral”, profundizó. 

El Gerente General de Talana, por otro lado, insistió en que más que prepararse para cualquier escenario, “debemos prepararnos para el trabajo híbrido, que fusiona lo presencial y lo remoto. Hoy empresas con personas en diferentes comunas, regiones o incluso países, nunca más tendrán un único escenario de movilidad y acceso a las oficinas, por lo que prepararse para esta modalidad híbrida es nuestra primera recomendación”.

El autocuidado es también un elemento fundamental. Esto, ya que en faenas y empresas con actividades productivas es clave que, si un colaborador sospecha estar contagiado, avise a su equipo para así activar protocolos de trazabilidad. Por ello, en Chile y en varios países del mundo se han definido estrategias de separación de equipos para asegurar la continuidad operacional en caso de contagios, lo que es adecuado mantener mientras dure la pandemia”, subrayó por su lado Cristián Yánquez. 

La comunicación adecuada 

Si bien durante todo este año de pandemia las empresas se han adaptado a vivir una nueva realidad laboral, los expertos reconocen que aún quedan algunos desafíos pendientes en esta etapa, tareas que se vuelven más necesarias en el caso de vivir confinamientos a raíz de la emergencia como el que decretó la autoridad el lunes pasado para la Región Metropolitana. 

De esta manera, tanto desde Talana, EY y Montblanc Consulting dicen que la comunicación entre los equipos es un factor clave a la hora de desplegar cualquier estrategia en el futuro

“Desde una perspectiva laboral, tanto el trabajo remoto como el trabajo presencial requieren de adecuado entrenamiento y debida comunicación y regulación para ser efectivos. Es esencial capacitar a los trabajadores en las medidas de seguridad que deban respetar, en las acciones de cuidado personal y colectivo requeridas por la organización, y asimismo en las competencias que les permitan efectuar sus servicios conforme a las modalidades de trabajo que sean implementadas. Es necesario entregar a los trabajadores las herramientas y formación que permitan aplicar nueva tecnología y sentirse parte de estos cambios. Es necesario comunicar al trabajador las nuevas directrices de la organización, y la forma en que éstas contribuirán, tanto a su beneficio como al de todos los colaboradores de ésta. Y, finalmente, es necesario regular apropiadamente las nuevas formas de trabajo en conformidad a la nueva normativa e instrucciones de las autoridades laborales y de seguridad social”, manifestó Juan Andrés Perry.

Opinión similar es la que tienen en Montblanc Consulting, desde donde argumentaron que “es clave mantener canales de comunicación constantes y directos en todos los niveles de las compañías, para comunicar los cambios de modalidad que se deban implementar, y permitir que los colaboradores conozcan las condiciones y a quién acudir en caso de consultas. También es deseable incorporar metodologías de trabajo que permitan que los equipos tengan claridad de las tareas y metas y puedan anticipar problemas o dificultades, para lo cual es clave generar instancias de coordinación y planificación claras”. 

Pablo de la Barra, en tanto, finalizó diciendo que “nuestro estudio de teletrabajo de noviembre de 2020 mostró que uno de los grandes problemas para el teletrabajo, y por ende para el trabajo híbrido, son las dificultades de comunicación entre las personas de diferentes equipos. Contar con una herramienta de comunicación corporativa, junto con llevar las herramientas de productividad a la nube, dotar a los trabajadores de equipos móviles y proveer buenos accesos a internet son claves para la fluidez de este formato. La comunicación no debe perderse por estar físicamente separados, por el contrario, las herramientas tecnológicas eficientes son la solución para mantener los lazos y el trabajo en equipo”.

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This