Con una plataforma y sensores emprendedora chilena busca volver “smart” el proceso de reciclaje

por | Ene 4, 2021 | Nuevas Miradas

Contenido de El Mercurio en colaboración con Espacio Mutuo

Con una plataforma de internet de las cosas (IoT), la ingeniera civil industrial Paulina Cataldo busca transformar una industria en la que aún el papel y lápiz son norma: la del reciclaje. Y es que sus cuatro años como consultora en una agencia de sustentabilidad la llevaron a ver de cerca la baja digitalización del sector. “Vi que había un cuello de botella importante, todavía se trabaja de forma muy rústica, por ejemplo, las empresas que retiran los residuos hacen el agendamiento a mano, todo con llamados telefónicos. Por el lado de las empresas que quieren reciclar, me fui dando cuenta de las trabas que tenían, tienen que contratar a un reciclador de vidrio por una parte y, por otra, al gestor de residuos peligrosos, etc. Son muchos proveedores diferentes lo que es tedioso. Producto de esto, el reciclaje es muy costoso e ineficiente”, dice Cataldo, quien agrega que el alto costo por transportar los materiales hacia las plantas recicladoras es otro “dolor de cabeza” que existe en la industria. 

A partir de eso, en 2019 decidió dar luz verde a Acción Circular, startup con la que busca digitalizar la industria del reciclaje, a través de una plataforma colaborativa que conecta a los diversos actores involucrados en el proceso. Por una parte, está dirigida a grandes empresas —a las que ofrecen la innovación como Software como Servicio—, donde estas pueden contratar servicios de reciclado que se ajustan a sus necesidades. Para esto, cada vez que necesitan reciclar, suben una foto de los residuos y seleccionan el tipo de material, información que la plataforma “subasta” automáticamente de forma interna a los diferentes transportistas conectados para que retiren el material y lo lleven a las plantas de reciclaje que también tienen acceso a la herramienta.

Además de grandes empresas, Cataldo señala que la plataforma apunta a las pymes, ya que debido a los altos costos asociados al transporte de los residuos, están “excluidas del servicio de reciclaje tradicional, generalmente las cafeterías o restaurantes que quieren reciclar van a puntos verdes y la gente de las municipalidades los retan porque llenan un lugar que es para los vecinos”. En ese sentido, la startup está conectada con vehículos de diversos tamaños y ubicados en distintos puntos de la ciudad, para así evitar las largas distancias que encarecen el reciclado.

RECOLECCIÓN INTELIGENTE

En paralelo, la firma está dando un paso más allá de cara a hacer smart (inteligente) el proceso, ya que ofrece una solución complementaria a las empresas, en la que incorpora sensores con IoT en los contenedores donde se disponen los residuos a reutilizar. Así, una vez que el basurero está lleno, el sensor gatilla automáticamente una alerta para que un transportista que esté cerca vaya a retirar los residuos. “Las empresas ven un mapa con puntos de colores rojo, amarillo y verde, que indican el estado de llenado del contenedor”, dice Cataldo. Además, la tecnología permite que las empresas tengan trazabilidad de sus desechos y sepan cuando llegan a manos de la compañía recicladora. Esto, añade, viene a reemplazar los informes que mensualmente las empresas deben elaborar manualmente —por una exigencia del Ministerio de Medio Ambiente—, con información, por ejemplo, sobre el número de material generado y el lugar en el que fue dispuesto, si es un vertedero o una planta recicladora. “También se generan reportes de eco equivalencia, el impacto ambiental traducido del reciclaje, por ejemplo, cuánto CO2 se dejó de producir por dejar de disponer basura en un relleno sanitario”, explica Cataldo y señala que hoy la Ley REP también obliga a las empresas fabricantes de productos envasados a hacerse cargo de estos al final de su vida útil. 

Por eso, la emprendedora enfatiza que la industria necesita comenzar a digitalizarse, ya que esto abarata costos y evita trabajos mecánicos, lo que podría impulsar que más empresas reciclen, lo que se traduce en un mayor impacto positivo en el medioambiente: “Un sistema de reciclaje que está acompañado de tecnología permite que esto deje ser un trabajo con esfuerzos demasiado grandes. Aún falta que se digitalice la industria del reciclaje, porque hoy se trabaja muy rústico, lo que hace perder tiempo en tareas mecánicas”, afirma. 

Sobre sus clientes, hoy 25 empresas —15 de ellas pymes— que buscan disponer sus residuos usan la solución de la startup, como CasaIdeas, el Hotel Bidasoa y Oxxo. Con esta última, cuenta la emprendedora, darán el vamos a un piloto con los sensores que dispondrán en tres tiendas de Santiago, en un proyecto que durará cuatro meses. Por el lado de las firmas de reciclaje, están trabajando con 15. Además, para efectuar el retiro de los materiales, cuentan con cerca de 18 recolectores de base, que se dedican de forma independiente a las actividades de recolección y que generan sus ingresos a partir de la venta de lo que reúnen en un día, para lo cual hacen largas rutas. En ese sentido, la plataforma les permite evitar esto, ya que los conecta directamente con una empresa, evitando que deban pasearse en busca de residuos.

EXPANSIÓN EN 2021

Para julio del próximo año, Acción Circular busca completar un piloto que inició en octubre de este año, donde dispuso 150 sensores en contenedores de reciclaje de 30 edificios residenciales de Santiago. Esta iniciativa la están llevando a cabo a partir de una alianza con otras dos startups, Camio —app que reúne a transportistas y que es la que retira los materiales— y Edipro —plataforma para la gestión de comunidades de edificios, a la que los administradores acceden para visualizar los reportes y trazabilidad—. “La meta es capturar 200 condominios y después sacar resultados, empaquetar el servicio y hacerlo con las municipalidades”, señala Cataldo, para lo cual indica que están en conversaciones con algunos municipios para aplicar los sensores, lo que buscan se formalice en 2021. 

También apunta a levantar US$ 150 mil, para lo cual ya están en conversaciones con inversionistas ángeles, para entrar a México y Colombia. En julio de este año el emprendimiento, que es parte del portafolio de ChileGlobal Ventures, área de capital de riesgo de Fundación Chile, debutó con la plataforma y el IoT en una de las empresas de reciclaje más grandes de Ecuador.

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This