¿Mantener el teletrabajo hasta el fin de año o volver a la oficina?: El dilema que enfrentan las empresas y cómo tomar la decisión correcta

por | Oct 5, 2020 | Empresas que cambian

Contenido de Emol en colaboración con Espacio Mutuo

Un reciente estudio desarrollado por la Mutual de Seguridad CChC, en conjunto con Cadem, reveló que gran parte de los trabajadores nacionales valoran el retorno a las labores presenciales, pese a la preocupación generada a partir de la situación sanitaria del país. 

De acuerdo a los resultados del trabajo metodológico, un 55% del total de los encuestados aseguró que quiere volver al trabajo presencial. Debido a las distintas etapas del desconfinamiento, algunas organizaciones han optado por volver paulatinamente a las oficinas, mientras que otras continúan operando con teletrabajo

Para el doctor en psicología organizacional y profesor de la escuela de Administración de la Universidad Católica, Hector Madrid, ambas modalidades de trabajo tienen sus ventajas y factores que juegan en contra

Sobre el teletrabajo, indicó que «las ventajas pasan principalmente por el tema de mayor autonomía, mayor flexibilidad«, mientras que agregó que «la desventaja es que las personas tienden a sobrecargarse en ocasiones. Tienden a trabajar más tiempo de lo que harían en un lugar presencial de trabajo. Esto es porque los límites de tiempo se hacen más borrosos, no hay una clara separación de lo que es el tiempo de trabajo y el momento de la vida personal». 

«Ciertas personas, que son particularmente sensibles al tema de relacionarse con otros, y mantener harta interacción, son personas muy sociables, el teletrabajo podría representar un riesgo para su salud mental. Se ha observado que estas personas al bajar su nivel de interacción con otras personas tienden a desarrollar sentimientos de soledad«, agregó. 

En cuanto al trabajo desde la oficina, el experto comentó que «en el trabajo presencial se da con mayor facilidad el trabajo en equipo. Hay un flujo de información más expedito, más claro. Los flujos de información son mucho más explícitos. Hay menos ambigüedad». 

Por su parte, José Antonio Cousiño, director de Japi Works, consultora enfocada en el análisis de la felicidad laboral en organizaciones, manifestó que «el gran desafío de la vuelta al trabajo presencial es integrar las necesidad de todos, porque son personas». 

«Una persona funciona en su mejor versión, en su máximo rendimiento, cuando sus necesidades psicológicas están satisfechas. El punto es que en este momento hay necesidades muy diversas. El gran quiebre de este momento, el gran desafío, es la tensión entre el trabajo y la crianza», opinó el especialista. 

Cómo tomar la decisión correcta 

Para el académico de la Universidad Católica, «si una empresa se ve en la situación de decidir cuánto se extiende o generaliza después de la pandemia, en ese escenario, hay algunos elementos que considerar. Desde el punto de vista de la estrategia organizacional, es decir cuáles son los objetivos, hay instancias en las cuales el trabajo colaborativo es sumamente relevante«. 

«Si para una empresa el trabajo colaborativo es importante debería encontrar un equilibrio o estar más inclinada hacia el trabajo presencial«, agregó. 

Sobre esto, continuó explicando que «probablemente una organización tenga realidades distintas dentro de su misma empresa. Sobre todo cuando las empresas son muy grandes. A lo mejor va a tener áreas en las cuales el trabajo en equipo es más importante que en otras. Probablemente este trabajo va a tener mayores beneficios al estar de forma presencial. En las áreas donde el trabajo en equipo no es tan crítico, sino más bien el foco es individual, podría orientarse al teletrabajo«. 

Su par de Japiworks sostuvo que «todos tienen necesidades distintas. La posibilidad de que esto funcione pasa porque la necesidad de todos estén satisfechas y esto requiere máxima flexibilidad, acuerdos y no grandes acuerdos definitivos, sino micro acuerdos que vayamos probando e iterando por semanas. Cada área y cada acuerdo en base a sus necesidades, con apertura, con generosidad y esa es la norma». 

«Hay gente que en este proceso de estar encerrado, de enfrentarse a la vida misma, ha tenido mucha reflexión, mucho insight. Su óptica ha tenido un proceso de mirar su propia vida. Eso es una tremenda oportunidad para las organizaciones. Las personas están muy conectadas con lo que las moviliza desde dentro«, continúo. 

Concluyó que «parte de la conversación de volver tiene que ver con conversar acerca de cómo es el trabajo que queremos ahora en adelante. De cómo queremos contribuir a la sociedad, de cómo queremos trabajar cada día. Si las organizaciones toman esa energía, la van a romper. Si se hacen cargo de esas necesidades de sentido, de propósito, de autonomía, de conexión con los demás».

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This