El pensamiento positivo puede paralizarte… ¿Cómo planificar?

por | Sep 7, 2020 | Empresas que cambian

Seis meses atrás, a comienzos de la pandemia, el futuro se veía incierto. Enfrentándose a un fenómeno global sin precedentes en la historia reciente, líderes de empresas de todo el mundo volcaron sus esfuerzos en buscar soluciones de corto plazo: reinventarse y adaptar los procesos de trabajo a una modalidad remota.   

Hoy el panorama es más claro: si bien las cuarentenas se están levantando y la actividad se retoma poco a poco, el virus está lejos de desaparecer por completo. Frente a esto, muchos líderes han avanzado en mirar el contexto de forma positiva, buscando soluciones, activándose para encontrar soluciones de corto plazo, pero es importante observar esto, para no caer en los extremos de una mentalidad excesivamente positiva, guiados por la simple idea de que “todo va a mejorar”.

EL EJEMPLO GOOGLE

Y sí, todo va a mejorar o más bien cambiar para vivir en una nueva modalidad con este virus presente en el amplio espectro de nuestras vidas… es necesario también entender que aún falta un largo camino por recorrer entre la situación actual y que se vayan consolidando estos cambios culturales. Por eso los líderes se preparan para la amplia gama de posibilidades que todo esto pueda representar.

“¿Qué pasaría si las empresas debieran funcionar de manera remota por uno o dos años más?” era una pregunta que nadie quería hacerse en marzo. Es entendible – la respuesta era demasiado disruptiva para siquiera considerarla. 

Pero hay compañías que ya se adelantaron. Entendiendo que todo está sujeto al tipo de empresa, su rubro y la composición de sus equipos, Google acaba de anunciarle a sus empleados que no volverán al trabajo presencial hasta, al menos, julio de 2021. Sí, leíste bien: como mínimo, en un año más. Considerando que lo menos que podemos decir de Google es que se trata de una empresa “inteligente”, ¿crees que su decisión podría ser un indicador razonable de dónde van a estar las cosas para el resto de nosotros en los próximos meses?

Y es que afrontar las circunstancias de manera realista es esencial. Digamos que, en el mejor de los escenarios, se crea una vacuna contra el COVID-19 para fin de año, lo que sería un logro científico verdaderamente sin precedentes. ¿Pero entonces, qué? Debemos considerar que hay unas 7 mil millones de personas en todo el mundo para recibir una vacuna. ¿Ha habido algo hasta ahora que sugiera que será un proceso rápido y fácil? Como te imaginarás, algo así no ocurrirá de la noche a la mañana. 

Y… ¿MIENTRAS TANTO?

Convertir el mundo en una zona libre de coronavirus será un proceso de inconmensurables aristas, incluso con vacuna. Pero mientras tanto, hay trabajo por hacer. ¿Cómo planeas hacerlo? 

Acá te sugerimos 5 pasos para mantenerte en movimiento:

No esperes a que la situación empeore. ¿Sabes cómo se cocina una rana? Se deja en una olla de agua fría y, poco a poco, vas aumentando gradualmente el fuego. Pues ahora mismo está subiendo la temperatura. No seas como una rana – salta de la olla y comienza ya a prepararte para lo que será un futuro muy diferente

Crea un espacio de tiempo. La imaginación requiere de espacios libres en tu calendario y en tu cerebro. Ninguna de esas piezas es accesible cuando se está en el modo «tareas pendientes», haciendo clic de una reunión de videoconferencia a la siguiente. Momentos como estos son el ejemplo vivo del clásico dilema entre lo urgente y lo importante. Debemos crear un espacio para el importante trabajo de reinventar el futuro, antes de que se vuelva completamente urgente.

Considera diferentes escenarios. Hazte preguntas del tipo “Qué pasaría si…”. ¿Qué pasaría si se cumple el mejor escenario en 6 meses más? ¿Qué pasaría si se cumple el peor escenario en 6 meses más? ¿Qué pasaría si se cumple el escenario más probable en 6 meses más?

Amplía tu red. Es posible que tú y tus colegas más cercanos no se sientan calificados para responder ninguna de esas 3 preguntas, porque no tienen suficiente información. No estás solo; nadie tiene suficiente información. Mitiga la falta de datos proyectando una red más amplia. Lee mucho, y lee fuentes confiables. Habla con los clientes, habla con cualquier experto externo con el que puedas conectarte, habla con las personas de su organización que estén más cerca de la acción. ¿Cuál es su opinión sobre el mejor, el peor de los casos y los escenarios más probables? Pregunte por qué piensan lo que piensan. Luego, crea tus propias teorías basadas en la información y los conocimientos que recopiles. Las teorías del caso no son certezas, pero son mejores que no tener un punto de vista informado. Un punto de vista informado es lo que te dará más confianza al momento de tomar decisiones y emprender las acciones pertinentes.

Analiza lo que es común y lo qué es único. Al considerar tus 3 posibles escenarios, busca factores comunes que resuelvan los casos mejores, peores y más probables. ¿Qué medidas ya has tomado para abordar aquellas que se pueden aprovechar aún más? ¿Qué más necesitas hacer para abordar situaciones que es casi seguro que ocurrirán? Por el contrario, ¿cuáles son los factores más importantes que son exclusivos de cada uno de los tres escenarios? ¿Qué pequeñas pruebas o experimentos puedes ejecutar ahora, a bajo costo, que podrían posicionarte mejor para implementaciones a gran escala más adelante?

No hay nada simple en liderar durante una pandemia, pero puede ser útil mantener las cosas lo más simples posible. Estos 5 pasos pueden ser un buen punto de partida. O, al menos, te ayudarán a evitar quedarte paralizado por el pensamiento positivo. Sé paciente y recuerda que todo va a mejorar, pero planifica. 

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This