5 lecciones que aprendes al despedir a cientos de personas

por | Feb 24, 2020 | Empresas que cambian

Artículo publicado originalmente en inglés vía Entrepeneur, escrito por Amy Zimmerman. 

Por casi 10 años, he estado centrada por completo en construir una cultura en Kabagge, una compañía de tecnológía financiera, que asegure que tenemos la mezcla perfecta de habilidades y personalidades para crecer de la mejor forma posible. Si estás pensando sobre cómo manejar al talento en tu negocio, es importante que te focalices no sólo en cómo contratar a nuevos integrantes para el equipo, sino que también en cómo desvincular gentilmente a personas que no sean adecuadas para la organización.

Si estás pensando en contratar o despedir, aquí hay 5 consejos para considerar basados en las lecciones que yo he aprendido. 

  • NO CONTRATES A IDIOTAS

Si la cultura empresarial es importante para ti, e identificas a un “idiota” durante el proceso de entrevistas, es una buena idea no seguir adelante – sin importar qué tan objetivamente talentoso sea. Sin embargo, la realidad es que los idiotas pueden pasar de largo y ser contratados. Por ejemplo, cuando Kabbage estaba recién comenzando, a veces sentíamos la fuerte necesidad de un set particular de habilidades y nos arriesgábamos con alguien que no se sentía del todo bien. Para una compañía en crecimiento, un desarrollador de software brillante pero con habilidades sociables cuestionables puede parecer esencial para llegar al mercado. Pero, en mi experiencia, esas apuestas pocas veces dan frutos. Con el tiempo, he aprendido a confiar en mi instinto y dejar que esos candidatos se vayan a otra parte. 

Tener a un idiota en tu equipo no solo significa un mal empleado – también representa un riesgo. Pueden hacer infelices a las demás personas, y círculos de baja moral pueden esparcirse más allá de la persona, dañando la productividad total.

  • INVESTIGA QUÉ SE ADECUA MEJOR 

Debes saber qué características personales funcionan mejor en tu ambiente de trabajo. Si alguien apenas tolera el ritmo en el cual trabaja tu compañía, en lugar de prosperar en él, puede generar efectos adversos para todos en el largo plazo. Si se queda, puede disminuir la motivación del resto del equipo o atrasar el cronograma de un proyecto. 

Si contratas a alguien que se agotará en seis meses, significa una pérdida para todos los involucrados – y para tu negocio, especialmente tras considerar los gastos de una nueva búsqueda de personal, entrenamiento y tiempo perdido. Vale la pena apuntar a valores compatibles durante la etapa de contratación. 

  • CORRIGE TUS ERRORES

Si contratas a la persona correcta para el trabajo equivocado, probablemente debas proporcionarles un nuevo camino adelante o suavemente impulsarlos a la salida. 

Si un miembro actual del equipo está desempeñándose objetivamente mal (no llegando a las metas o las fechas de entrega, por ejemplo, o no demostrando las habilidades que decía tener en su currículum) el instinto puede decirte que lo cortes de inmediato. Pero basado en mi experiencia, te recomendaría evaluar primero si invertir en su desarrollo podría ser una mejor opción. Alguien que se adecúa bien a la cultura de tu compañía puede servir para otro rol en la organización. Hemos transferido gente de forma lateral dentro de la misma empresa, con éxito. Idealmente, las personas desvinculadas de tu empresa nunca debieran aparecer sorprendidas – debe haber una serie de discusiones y objetivos específicos sin cumplir que evidencien el proceso hasta llegar a este punto. 

  • TRATA BIEN A LA GENTE, INCLUSO CUANDO SE VAN

Lidiar con problemas de desempeño laboral puede ser frustrante, pero es importante tratar a todos con amabilidad, respeto y humanidad. Si esperas que los miembros de tu equipo te avisen, como cortesía, semanas antes de renunciar, asegúrate de estar dando las mismas semanas de remuneración cuando la decisión de separarse es tuya. Sí, es claro que estás dejando ir a alguien porque su relación de trabajo no funcionó, pero todos quienes se van se transforman de hecho en embajadores de tu empresa. Le contarán a todo el mundo su experiencia en tu compañía – incluido el modo en que terminó la relación.

  • NO ACUMULES TALENTO – ARMA TU EQUIPO

Nadie disfruta del proceso de desvinculación, pero es algo por lo que todos los líderes deben pasar tarde o temprano. Para asegurar el éxito, es importante identificar los valores de tu negocio, demostrarlos siempre en la toma de decisiones y hacerlos transparentes – en tu página web, en las descripciones de trabajo, en reuniones regulares. Como líder de tu empresa, debes ser el defensor de la marca y la cultura de tu empresa, y si decides separar a un miembro del equipo, la misma cultura te proporciona una guía básica acerca de cómo mejorar tu mensaje. Dedícale atención a tus contrataciones y despidos, y podrás acelerar el éxito de tu equipo, y de tu compañía en general.  

Por Equipo Espacio Mutuo

Mutual de Seguridad

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This