4 ideas para un mejor liderazgo en la nueva normalidad

por | Oct 4, 2021 | Empresas que cambian

Los líderes de todo el mundo necesitan un manual para la “nueva normalidad”. Por ahora, el mejor enfoque que han encontrado hasta ahora ha sido la creación de un ecosistema de compromiso, conseguido a través de hábitos ágiles

¿No te suena? No te preocupes, nosotros te contamos de qué se trata. Esta metodología es extremadamente útil cuando se trata de resolver problemas complejos: cómo, dónde y qué trabajo se debe llevar a cabo durante una pandemia que continúa

AGILIZA TUS HÁBITOS

Cualquier líder de un equipo te dirá que nada es más poderoso que dar voz a las personas y fomentar la comunicación y el compromiso entre ellas. El hábito ágil de realizar una reunión retrospectiva a la semana o cada 15 días (ya sea remota o en persona) para preguntar qué funciona, qué no y qué falta, es una forma de hacerlo. 

La clave es hablar y categorizar todas las respuestas juntas. Luego, el equipo debe priorizar y distribuir las tareas entre cada miembro, incluido decidir dónde les gustaría que su líder se concentrara para encontrar una solución. Así, el equipo se une para trabajar y compartir alegrías y quejas, mientras el líder observa lo que es una prioridad para ellos.

Sin este ritual, la fuerza laboral pierde el compromiso y es menos productiva. Según los datos de la encuesta Gallup: “El porcentaje de empleados activamente desconectados aumentó ligeramente en los Estados Unidos, del 14% en 2020 al 15% hasta junio de 2021. Los empleados activamente desconectados informan experiencias laborales miserables y, en general, están mal administrados”. Ya estamos experimentando la Era de la Gran Renuncia, a medida que la Oficina de Estadísticas Laborales determina que las tasas de abandono están en niveles récord. Esto no sólo afecta a los empleados y empleadas, sino que también afecta a la empresa y al mundo en general. En otras palabras, todo un ecosistema.

CONSIDERA TU ECOSISTEMA: 4 ESTRATEGIAS

A medida que los líderes descubren el camino a través de la incertidumbre, es importante recordar que todo ocurre dentro del marco de un ecosistema. Cualquier experiencia o cualquier persona puede conectarse con otras o incluso con grupos de otras personas –y el trabajo de un líder es unirlos a todos.

Ya sea que estés a cargo de un equipo de trabajo o que seas un colaborador individual con ganas de triunfar en su carrera, tratar a tu organización y función como parte de un ecosistema significa un beneficio. Y, para crear un ecosistema de participación, hay 4 tácticas que los líderes deben considerar.

  • MENOS VISIÓN, MÁS PERSPECTIVA

En 2009, Jensen Huang, cofundador de NVIDIA, se dirigió a un grupo en Stanford donde dijo: “La visión importa… Pero me gusta usar la palabra ‘perspectiva’, porque hace posible que cualquiera tenga una”. 

El liderazgo eficaz se ve reforzado por la apertura a diversas perspectivas. Si “visión” implica singularidad o elitismo, como sugiere Huang, entonces “perspectiva” permite la individualidad e implica una apertura que fomenta la inclusión. Es clave que los líderes no sólo busquen perspectivas de arriba hacia abajo, sino que las inviten de abajo hacia arriba. Escuchar a las personas de toda la organización ayuda a mantener el contexto de todo el ecosistema.

Estos conceptos se aplican sin importar tu rol en la organización. Mirar a tus colegas y comprender sus experiencias y necesidades te brinda la oportunidad de aprender y crecer. Más importante aún, abre oportunidades para que tú mismo seas útil, lo que también expande tu alcance e influencia.

  • TEN CLARO QUE EL PRESENTE ES UN REGALO

¿Cuántas veces has estado en una reunión en la que todos revisan su correo electrónico o responden mensajes de texto en sus teléfonos? Si, para peor, fuiste el anfitrión de esa reunión, sin duda habrás sentido el pinchazo de la falta de atención. El impacto se multiplica si es durante un uno-a-uno, donde la falta de atención se siente mucho más como una falta de respeto.

Aparte de los sentimientos heridos, hay una desventaja real de estar distraído: la ineficacia del multitasking está más que documentada. Lo decían ya en el año 85 AC, cuando Publilius Syrus escribió: “Hacer 2 cosas a la vez es no hacer ninguna”. 

La solución es simple. Sólo toma un minuto permitir que las personas cambien de marcha y se reinicien. Infórmales a los asistentes de la reunión que se espera que cierren sus computadoras portátiles (o, si se trata de una llamada remota, que cerrarán su correo electrónico y desactivarán las notificaciones durante la reunión). Tómate ese minuto para sentarte y estar en silencio.

Ya sea en persona o en una llamada de Zoom (con la cámara encendida o apagada), todos pueden dejar de lado sus preocupaciones personales y estar realmente presentes. Tú, tu equipo y la empresa se beneficiarán de su capacidad de estar presentes. Como se señala en Harvard Business Review, “la investigación también sugiere que existe una correlación directa entre la atención plena de los líderes y el bienestar y el desempeño de su gente. En otras palabras, cuanto más presente un líder con su gente, mejor se desempeñará”.

Si el ecosistema es un organismo vivo, entonces la presencia y la atención son el agua que nutrirá su crecimiento.

  • PREPÁRATE PARA EL CAMBIO CONSTANTE

Dado que estamos hablando de un ecosistema, ten en cuenta que el cambio no tiene por qué ser un cambio masivo y general en la dirección o misión de la empresa. Un cambio aparentemente pequeño en una parte del negocio puede tener un gran impacto -positivo o negativo- en otras partes del ecosistema.

Quizás es un cambio de liderazgo, o hay desgaste o incluso adopción de otra tecnología o proceso en una parte de la organización. Puede enviar ondas de miedo a otras partes conectadas del ecosistema. ¿Seré yo el próximo? ¿Qué pasa con mis colegas allá? ¿Van a cambiar nuestros rituales y normas de equipo? ¿Tendremos que utilizar ese nuevo sistema en el futuro?

Cuando el cambio sea planificado, ayuda a contar la historia y comparte la perspectiva de por qué es necesario, cómo beneficiará a la organización en el largo plazo y cómo cada individuo puede utilizar el cambio como una oportunidad para generar un impacto positivo.

La constante fluidez del cambio destaca la necesidad de que los líderes cultiven una mentalidad de crecimiento. Y de nuevo: mantente siempre presente. Los líderes deben seguir escuchando a sus equipos durante cualquier cambio que ocurra.

  • ¡EL CAMINO HACIA EL ÉXITO NO ES UNA LÍNEA RECTA!

El ecosistema es una red y el éxito se encuentra a través de una serie de líneas rectas en todas direcciones. 

La poeta estadounidense Jane Hirshfield escribió un simple haiku que dice: “Todo cambia. Todo está conectado. Presta atención”. Pero también podría ser el principio rector y la lección clave para los líderes –o para cualquiera que simplemente quiera hacer y ser mejor.

Si bien nos movemos a través del tiempo de manera lineal y experimentamos lo que está sucediendo en el momento, comprender la interconexión de las personas y las experiencias es fundamental para resolver problemas y mantener la resiliencia. 

Y algo tan aparentemente simple como simplemente prestar atención puede tener un impacto positivo y duradero… no sólo en ti, sino también en tus colegas y colaboradores. Crear un ecosistema de compromiso te permitirá continuar liderándose a sí mismo y a los demás de manera más efectiva a través de la incertidumbre y el cambio.

Por Equipo Espacio Mutuo

Mutual de Seguridad

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This