4 formas de ayudar a que tus compañeros de trabajo se sientan más respetados

por | Sep 5, 2022 | Empresas que cambian

¿Sabías? Sentirse irrespetado en el trabajo es ahora una de las principales razones por las que las personas están renunciando a sus trabajos, al menos en Estados Unidos, según el Centro de Investigación Pew. Le superan sólo los bajos salarios y la falta de oportunidades de ascenso. 

Este hallazgo preocupante tiene implicaciones sobre cómo los líderes y las organizaciones muestran respeto a los empleados y empleadas, y también plantea una pregunta importante: ¿Qué puedes hacer tú, como compañero de trabajo, al respecto?

CÓMO SE VE UNA FALTA DE RESPETO EN EL TRABAJO

La falta de respeto es la negación del valor de otra persona. Viola directamente las normas de civismo en el lugar de trabajo y es especialmente “pegajoso” en la mente de los empleados y empleadas. De hecho, a los empleados les resulta mucho más fácil recordar y describir instancias de falta de respeto o injusticia que un trato respetuoso o justo.

El respeto es importante porque señala nuestro valor como trabajadores y como personas. Hay 2 tipos distintos de respeto en el trabajo: el nivel básico de respeto que se nos debe como personas valiosas y miembros de la fuerza laboral, y el respeto que ganamos por cumplir o superar las expectativas laborales. Las señales de respeto debido incluyen señales de civismo (políticas de apoyo para los empleados, por ejemplo) y entornos de trabajo que valoran a todos los miembros (como la receptividad a las opiniones). Por lo general, pensamos que el respeto debido es infinito: todos pueden sentirse respetados como miembros valiosos de la fuerza laboral.

Las señales de respeto ganado incluyen el reconocimiento del desempeño (un premio, un aumento por mérito) o un comportamiento que va «más allá» (como la selección del “empleado de la semana”). Por lo general, pensamos que el respeto ganado es finito y se asigna en función del desempeño digno de respeto.

LA CRISIS DEL RESPETO

¿Por qué la falta de respeto lleva cada vez más a los empleados a renunciar a sus trabajos? 

Primero, la pandemia de COVID-19 condujo a una categorización de las ocupaciones como «esenciales» frente a «no esenciales», lo que asignó instantáneamente un valor social al trabajo de las personas. Por ejemplo, los trabajadores de las tiendas de comestibles fueron elogiados públicamente por ser «esenciales» para ayudar a la sociedad a superar la pandemia, mientras que los esfuerzos diarios de otros empleados no lo fueron (por ejemplo, los trabajadores del conocimiento). La designación recientemente introducida de esencialidad para ciertas ocupaciones puede significar que los empleados en algunas ocupaciones ahora se perciban como intrínsecamente más valiosos para la sociedad que los empleados en otras. Esto no solo cambia la forma en que entendemos nuestro valor, sino que también amplifica nuestra necesidad de estar seguros de que nuestras habilidades y trabajo son significativos, independientemente de la esencialidad o el desempeño laboral.

En segundo lugar, la forma en que trabajamos ha cambiado mucho en los últimos años y, potencialmente, aumentó nuestra atención a las señales de respeto y falta de respeto. Con más trabajadores que nunca estableciéndose en arreglos de trabajo remotos o híbridos permanentes, existe una tendencia a privilegiar las tareas laborales de maneras que hacen que las señales sociales como el respeto sean menos frecuentes.

Por ejemplo, la charla casual que alguna vez tuvo lugar entre pasillos y reuniones proporcionaba oportunidades para el reconocimiento espontáneo o la retroalimentación entre compañeros de trabajo. Cuando se trabaja de forma remota, esto a menudo pasa a un segundo plano en la agenda de la reunión, lo que hace menos probable que elogiemos a nuestros colegas de manera natural e informal. Además, al interactuar de forma remota, las sutiles señales de respeto que todos tendemos a dar (un asentimiento, un pulgar hacia arriba, mantener la puerta abierta para alguien) casi se borran. Estos cambios pueden aumentar nuestra atención a recibir -o ser negado de- respeto.

En tercer lugar, las señales de respeto y falta de respeto no se interpretan de forma aislada, sino más bien frente a entornos sociocontextuales y sociopolíticos más amplios. Tan sólo en los últimos 2 años, hemos superado el mayor desafío de salud pública en más de un siglo, megaamenazas y disturbios sociopolíticos, y un panorama económico cada vez más inestable. En este contexto, es probable que los empleados busquen en su entorno de trabajo, donde la mayoría de nosotros pasamos una cantidad significativa de nuestro tiempo, dar cabida a sus creencias sobre la salud pública, la justicia social y más. Sin embargo, la mayor polarización que rodea a estas sacudidas socioambientales puede hacer que sea poco probable que discutamos estos temas, o que el contexto laboral se sienta inapropiado para hacerlo. Potencialmente, esto indica que las creencias y los valores que apreciamos no son dignos de validación.

CÓMO CONSTRUIR CADENCIA DE RESPETO CON TUS COLEGAS

Los investigadores han estudiado la noción de “cadencia” en las relaciones laborales y es útil pensar en el respeto en términos de una base de interacciones respetuosas repetidas. Sentimos que tenemos una cadencia de respeto positiva con un compañero de trabajo cuando entendemos cómo cada uno de nosotros quiere ser valorado (por ejemplo, dando retroalimentación honesta) y podemos predecir las formas en que mostramos ese valor a los demás (por ejemplo, en un gesto oportuno a través de texto). Esto sugiere que ser claro sobre cómo quiere ser valorado y valorar regularmente a los demás de la manera en que ellos quieren ser valorados es crucial.

La consistencia es especialmente clave por 2 razones. En primer lugar, una cadencia requiere una comunicación constante: es poco probable que las expresiones de respeto esporádicas o poco frecuentes establezcan y mantengan una cadencia beneficiosa. En segundo lugar, una base de interacciones respetuosas repetidas puede amortiguar las interpretaciones dañinas de una señal potencialmente irrespetuosa. Si haces algo que parece una falta de respeto, pero tu comportamiento suele ser respetuoso, es probable que un colega atribuya esa instancia con más generosidad e incluso se sienta cómodo haciendo un seguimiento contigo al respecto.

Mientras tratas de mostrar respeto con frecuencia y de manera constante a tus compañeros de trabajo, es útil saber qué debes respetar para ayudarlos a sentirse valorados. Aquí hay cuatro cosas a tener en cuenta.

  • Respeta el valor de lo que hacen tus compañeros de trabajo. 

La mayoría de los trabajos de los funcionarios del conocimiento se clasificaron como «no esenciales» y los signos de aprecio han disminuido para los trabajadores de primera línea inicialmente designados como «esenciales». Si bien esta clasificación puede parecer menos destacada ahora, se ha convertido en parte de nuestra lengua cotidiana. A medida que los empleados lidian con la vida «pospandemia», ahora es el momento de validar lo que hacen las personas como individuos y como miembros de equipos.

Di gracias por lo que hacen. Además, recuérdales a tus compañeros de trabajo por qué su trabajo es importante. Considera proporcionar puntos de datos, como testimonios de clientes. Esta gratitud y aprecio pueden ayudar a tus compañeros de trabajo a reconocer el significado y la esencialidad de su trabajo.

  • Respeta el desempeño laboral individual de tus compañeros de trabajo. 

Es posible que la pandemia haya creado un ambiente en tu empresa donde dominaron las expresiones de debido respeto, de modo que los gerentes expresaron gratitud y aprecio por todos haciendo lo mejor que podían bajo las circunstancias.

En una encuesta reciente, los empleados expresaron su deseo de ser respetados por su desempeño laboral individual. Puedes pensar en esto como algo que generalmente proviene de un gerente, pero el respeto por el desempeño laboral de un compañero puede ser especialmente significativo porque no necesariamente se espera, y porque los compañeros a menudo pueden entender y relacionarse con los desafíos de sus compañeros de trabajo de una manera que otros no pueden. 

Los empleados en nuestra encuesta dijeron que querían que otros “reconocieran el trabajo que se ha hecho, tal como se está haciendo”. Informa a tus colegas cuando hagan algo bien, vincula el reconocimiento a un comportamiento específico y hazlo inmediatamente después de que se muestre ese comportamiento.

  • Respeta la autonomía de tus colegas. 

Es posible que no veas a tus compañeros de trabajo cara a cara con tanta frecuencia como antes. Esto puede deberse a que tus compañeros de trabajo diseñan sus días de manera que sirvan mejor a su trabajo y a su vida hogareña, y es importante que respetes su autonomía para hacerlo.

Los empleados de la misma encuesta anterior describieron la confianza como el principal signo de respeto: «La forma más importante de ser apreciado es que confíen en usted«, y expresaron que quieren que los demás «confíen en que estoy trabajando duro».

Muestra a los miembros de tu equipo que son dignos de autonomía al confiar en que harán su trabajo y contribuirán de manera que funcione no solo para ti sino también para ellos. Por ejemplo, darle a un compañero de trabajo el espacio para reprogramar una reunión contigo para recoger a sus hijos del colegio y confiar en que volverán a tratar el tema por la noche es un pequeño gesto que podría marcar una gran diferencia en cuán respetado se siente alguien. 

  • Respeta las luchas de tus compañeros de trabajo. 

Incluso los trabajadores con los trabajos más flexibles pueden sentirse deshumanizados, que son simplemente engranajes en la maquinaria de una organización. Las preocupaciones aparentemente interminables sobre la pandemia, las tensiones geopolíticas y la guerra, los tiroteos masivos, el racismo y la violencia racial, y la legislación que afecta los derechos de los ciudadanos pueden hacer que tus compañeros de trabajo traigan tristeza, ira y ansiedad al trabajo.

Los empleados en la encuesta dijeron que querían que otros reconocieran que, aun así, “estos no son tiempos normales. Debe haber una apreciación de que no puede ser un negocio como siempre”. Estos empleados querían que los demás respondieran con compasión y se humanizaran unos a otros en lugar de «ser tan estrictos y casi como un robot de trabajo».

Adoptar un enfoque de trabajo más centrado en el ser humano implica escuchar las voces de los demás y reconocer el impacto que estos eventos pueden tener en lo valiosos que se sienten como empleados contribuyentes y miembros de la humanidad en general. Si lo haces, puedes reforzar la cadencia de respeto positivo que has construido y ayudar a los compañeros de trabajo a sentir que tu equipo y tu organización están psicológicamente seguros.

Como recurso gratuito y abundante, el respeto debe estar disponible para todos los empleados. Los hallazgos como los del Centro Pew son preocupantes. La buena noticia es que pequeños cambios en tu propio comportamiento hacia tus compañeros de trabajo pueden marcar una gran diferencia en lo respetados que se sienten.

Por Equipo Espacio Mutuo

Mutual de Seguridad

Compártelo
Compártelo
Compártelo

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.