Ni Rápidos ni Furiosos: cómo motivar a tu hijo adolescente para que sea un conductor más seguro

por | Jul 26, 2021 | El Valor de Vincularse

Comienzan las vacaciones de invierno, justo cuando las restricciones sanitarias de la pandemia están más relajadas que nunca. Y la juventud lo sabe: con la mayoría de edad recién cumplida, más y más adolescentes se están poniendo al volante –y llevan sus celulares con ellos, por supuesto. 

Desde la masificación de estos dispositivos, los smartphones en el auto se han relacionado a peligro, distracción y accidentes fatales. Hoy, sin embargo, esos mismos teléfonos han comenzado a brindar apoyo a los padres, asegurándoles que sus jóvenes conductores están a salvo. ¿Pero cómo? Y, quizás lo más importante de todo, ¿para qué?

¿REFUERZO O CASTIGO? 

A través de aplicaciones de aseguradoras y otros proveedores, los padres que lo deseen pueden rastrear a sus hijos en la carretera y observar qué tan bien conducen. Pero la vigilancia es el paso más sencillo; la verdadera pregunta es: ¿Cómo utilizar esa nueva información de manera eficaz? 

Cuando se trata de la conducción de adolescentes, hay mucho en juego al momento de elegir el enfoque correcto. El viejo dilema de la crianza -el refuerzo positivo versus el castigo- vuelve al debate, esta vez sobre 4 ruedas: si las aplicaciones de rastreo muestran que van a exceso de velocidad o que pasan demasiado tiempo en sus celulares, ¿les quitamos inmediatamente sus privilegios de conducción? Y si se están concentrando bien, ¿cómo los felicitamos? 

Según la Asociación de Automóviles de Estados Unidos, los conductores adolescentes tienen 3 veces más probabilidades que los adultos de verse involucrados en un accidente mortal. Y en 6 de cada 10 choques de adolescentes, la distracción es la principal culpable. El riesgo de choque (o de un casi choque) aumenta hasta 4 veces al tener un celular en la mano – y mirarlo por más de 2 segundos lo aumenta aún más

LA IMPORTANCIA DEL FEEDBACK

A pesar de la aprehensión de los padres, los estudios no mienten: según los datos recopilados de más de 2.000 conductores por la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, el refuerzo positivo funciona mejor con los conductores que el castigo. En la investigación, un grupo de conductores recibió comentarios semanales de la aplicación Snapshot de Progressive Auto Insurance acerca de cómo se comparaba su uso del smartphone mientras conducía con el de otros grupos de su edad. 

Después de 7 semanas, un grupo recibía $50 dólares al final del período de prueba si su uso del teléfono estaba entre los más bajos del grupo demográfico, mientras que otro grupo recibía tanto retroalimentación como el incentivo monetario. A un tercer grupo, sin embargo, se le ofrecían incentivos semanales -además del feedback- si su uso de celular era bajo durante las 7 semanas del experimento. Por mensaje de texto, la aplicación les informaba si habían ganado o perdido dinero. 

Los conductores a los que se les prometió dinero al final del estudio por mantener el uso de su teléfono comparativamente bajo, mostraron una reducción del 17% en el uso del celular, mientras que aquellos conductores cuyas ganancias se repartieron semana tras semana obtuvieron mejores resultados, reduciendo el uso de su teléfono en un 23%. «Mostrar a las personas cuánto perdían cada semana generaba arrepentimiento», dijo el autor principal del estudio, Kit Delgado, médico y asociado a Universidad de Pensilvania. 

En lugar de usar Apps que penalicen a los adolescentes por sus puntajes, es más recomendable un enfoque positivo – como el de la aplicación móvil This App Saves Life, la cual recompensa a las personas por no usar su celular mientras manejan con puntos, que pueden canjear más tarde por tarjetas de regalo, descuentos o comida gratis. Así, en lugar de ver todas las cosas que hacen mal… tienen un incentivo para mejorar. 

REDISEÑAR LOS HÁBITOS 

El Dr. Delgado dice que es más efectivo mostrarles a los adolescentes formas concretas de disminuir las distracciones del conductor, en lugar de simplemente regañarlos por usar el celular. Rediseñar los hábitos de conducción para aumentar la seguridad general del automóvil es clave para evitar sustos y tragedias. 

  • Pon tu celular en modo No Molestar. En la configuración de tu teléfono, haz que el modo No Molestar se active automáticamente al conducir, en lugar de tener que activarlo manualmente cada vez que conduces. Hacer eso silenciará los mensajes de texto y otras notificaciones mientras el auto está en movimiento. 
  • Programa las aplicaciones antes de conducir. Si no conoces la ruta de memoria, programa tu destino en Waze o Google Maps antes de comenzar a manejar. ¡Lo mismo con la música! Arma tu lista de reproducción perfecta para el viaje y así no tendrás que ir eligiendo canción por canción. 
  • Compra un soporte para teléfono. Montar el teléfono en el auto a la altura de los ojos reduce la cantidad de tiempo en que tus ojos se desvían de la carretera, así como la cantidad de tiempo que gastas usando el aparato. 

Con estos consejos los padres pueden ayudar a sus hijos adolescentes para ser más conscientes del uso de su teléfono mientras conducen y, sobre todo, motivarlos a desarrollar una actitud preventiva cuando se encuentran frente al volante.

Por Equipo Espacio Mutuo

Mutual de Seguridad

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This