¿Mejores amigos por siempre? El distanciamiento está rompiendo amistades en todo el mundo

por | Jun 1, 2020 | El Valor de Vincularse

Las autoridades, los expertos y la prensa no se cansan de repetir la importancia del distanciamiento social: mantener cuarentena, sólo salir si es necesario, no reunirse con más gente, mantener siempre 2 metros de distancia.

Pero no todos parecen escuchar: en este tiempo de aislamiento, ciertas personas continúan asistiendo a fiestas, manteniendo reuniones con sus amigos, visitando restaurantes y viajando a otras regiones como si se tratara de vacaciones.

Estas diferencias de comportamiento están terminando con amistades a través de todo el mundo – ver a tus amigos cercanos tomándose las normas sanitarias con menos responsabilidad que tú puede generar suficiente tensión y cuestionamiento en la relación como para romper el vínculo.

NO TODO ES UN INSULTO

Joey Amaya (22) vive en Virginia, Estados Unidos. Con cuarentena obligatoria de dos semanas y una abuela hospitalizada por COVID-19, apenas podía creerlo cuando uno de sus amigos envió una invitación a jugar fútbol, por un grupo de chat de 10 personas.

Le recordó a su amigo los riesgos, mencionó a su abuela y citó la última cifra de muertos por el virus en el país. El otro respondió: “No necesitaba una clase. Podrías haber dicho que no”. 4 días después, Amaya no había vuelto a hablar con su amigo. Se enteró por fotos vía Snapchat que sus amigos habían ido a jugar fútbol sin él.

Según Miriam Kirmayer, psicóloga clínica e investigadora de la amistad, historias de este tipo se han multiplicado recientemente. Las personas tienden a percibir comentarios y feedback de sus amigos como criticismo – incluso como un insulto personal, aunque no lo sea. “Sentimos las críticas no sólo como si estuviéramos haciendo algo mal, sino como que fuéramos inherentemente malvados”, explica.

MEJORES AMIGOS – ¿PARA SIEMPRE?

Katie Stanley (17) está cursando su último año escolar en Indiana, Estados Unidos, y el coronavirus ya le había arrebatado suficientes hitos en su vida antes de interferir con sus amistades. Cancelaron la graduación, el colegio cerró, ya ni siquiera tenía la certeza de que podría asistir presencialmente a su primer año universitario.

Pero el último golpe llegó cuando ella y una amiga eran las únicas en respetar las normas de distanciamiento social en un grupo de 8 personas. Los otros 6 han estado manejando hasta el local más cercano a tomar café, para luego reunirse en las casas de cada uno a pasar el rato.

Cuando la amiga de Stanley los encaró por chat – “¿Acaso se les olvidó el asunto del distanciamiento?” – “todos se pusieron en modo defensivo”, señala. De ahí en adelante, los demás comenzaron a dejarse comentarios en Instagram acerca de lo “delicioso que estaba el café” y crearon otro grupo de chat, excluyendo a Stanley y su amiga.

En tiempos normales, Stanley y su grupo de amigos podrían fácilmente superar este conflicto. Claro, habría un poco de tensión, pero el recordatorio de que es el último verano antes de partir a la universidad sería incentivo suficiente como para reconciliarse. Actualmente, sin embargo, el estrés, el miedo y la ansiedad hace cada vez más difícil perdonar y olvidar. “Estamos irritables, frustrados y solitarios. Tenemos menos paciencia para quienes nos rodean, y podemos descargar nuestro enojo en aquellos con los que somos más cercanos”, dice Kirmayer.

DIFERENCIAS IRRECONCILIABLES

En una pandemia, el conflicto va más allá de una simple diferencia de opiniones. Si no sigues las reglas de las autoridades médicas, estás influenciando directamente en las posibilidades de que otros se contagien de un virus mortal. 

Por lo mismo, Rick (de 42 años, anónimo, Estados Unidos) cree que este es, quizás, el fin de una larga amistad con un ex compañero de clases. Siempre han tenido visiones políticas distintas, pero a pesar de alguna eventual disputa ideológica, conectaban en base a gustos y recuerdos de su juventud.

A finales de marzo, sin embargo, Rick vio cómo su amigo publicaba en Facebook su opinión respecto a las normas de distanciamiento social: debían ser un tema de decisión personal, no una medida obligatoria. “Cualquier desacuerdo sobre el aborto o el matrimonio igualitario son un poco hipotéticas”, explica Rick. “Pero el distanciamiento social es inmediato. Si no sigues los protocolos, estás poniendo en peligro a muchas personas. Eso encendió mi radar de ‘no puedo dejar pasar esto’”. Ahora, Rick dice que, si se llegara a encontrar con su amigo en la calle, no estaría tan seguro de querer reanudar su amistad.

Asumimos que nuestros amigos piensan de la misma manera que nosotros y, por lo tanto, cuando nos encontramos con una situación en la que nuestro amigo se comporta de una manera opuesta a la forma en que estamos respondiendo, puede ser muy sorprendente y discordante», indica Kirmayer.

Pero ignorar la orientación de salud pública puede ser especialmente perjudicial para las amistades. El distanciamiento social funciona mejor si todos lo hacen; cuando te proteges, estás protegiendo a los demás; a su vez, la autoprotección de otras personas te protege. Si algunas personas optan por no participar en el esfuerzo colectivo, puede sentir que han rechazado explícitamente respaldarte, incluso si todavía tú lo respaldas a él. «La reciprocidad es una expectativa central de nuestras amistades», dijo Kirmayer.

TIPS PARA NO QUEDARTE SIN AMIGOS

Un momento en el que la vida cotidiana se interrumpe por completo, una enfermedad mortal es implacable y el futuro financiero de todos parece precario, es un momento particularmente malo para perder amigos. Por lo mismo, cuando los amigos están en desacuerdo con el distanciamiento social, Kirmayer recomienda preservar esas amistades cuando sea posible y usar la empatía en lugar de la vergüenza para resolver el conflicto.

1. Evita el lenguaje acusatorio: frases como “No deberías hacer esto” o “No me gusta cuando haces esto” sólo los hará sentir culpables y a la defensiva. Usa preguntas abiertas, y enfatiza el hecho de que estás preocupado tanto por su propia seguridad como la del resto.

2. Reconoce sus emociones: identifica los sentimientos que provocan la opinión de tu amigo. “En esas conversaciones, sirve validar a tus amistades y reconocer que el distanciamiento es difícil”, dice la psicóloga. Si tu amigo vive solo, o es soltero, o ha perdido su fuente de ingresos, o tiene una situación hogareña poco deseable, “este tipo de declaraciones realmente pueden ser desarmadoras y pueden ayudar a nuestros amigos a escuchar nuestro mensaje con mayor claridad», explica Kirmayer.

3. Ayuda a tu amigo a distanciarse: Ayuda activamente al amigo en cuestión con lo que sea que les dificulte el distanciamiento social. “Ofrezca hacer cosas para que a un amigo le resulte más fácil tomarlo en serio. ‘¿Cómo puedo ayudar? ¿Puedo apoyarte en esto de alguna manera?’”, señala Kirmayer. Hacer las compras, regalarle una mascarilla, cocinar juntos por videollamada o compartirle un video sobre cómo cortarse en pelo en casa son gestos que pueden tener un gran impacto en la salud mental de tu amigo.

Por Equipo Espacio Mutuo

Mutual de Seguridad

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This