Cómo ser feliz, parte I: MENTE

por | Feb 3, 2020 | El Valor de Vincularse

La felicidad viene de adentro. Aprende a dominar los pensamientos negativos y a enfrentar cada día con optimismo. 

Conquista el pensamiento negativo

Todos los humanos tienden a ser un poco más como Igor que como Tigre (de Winnnie The Pooh), a rumiar más en las malas experiencias que en las positivas. Es una adaptación evolutiva – aprender de las situaciones peligrosas o dañinas con las que nos encontramos a lo largo de nuestra vida (bullying, trauma, traición) nos ayuda a evitarlas en el futuro y a reaccionar rápidamente en crisis. 

Pero también significa que debes esforzarte un poco más para entrenar a tu cerebro a conquistar los pensamientos negativos. Así es cómo: 

No frenes los pensamientos negativos. Decirte a ti mismo, “tengo que dejar de pensar en esto”, sólo hace que lo pienses aún más. En cambio, hazte cargo de tus preocupaciones. Si estás en un ciclo negativo, reconócelo. “Me tiene preocupado el dinero”. “Me obsesionan problemas en el trabajo”. 

Desafía tus pensamientos negativos. El cuestionamiento de Sócrates es el proceso de desafiar y cambiar pensamientos irracionales. Varios estudios muestran que este método reduce los síntomas de la depresión. El objetivo es llevarte desde una mentalidad negativa (“Soy un fracaso”) a una más positiva (“He tenido mucho éxito en mi carrera. Este es sólo un traspié que no refleja nada de mí. Puedo aprender de él y ser mejor”). Aquí hay algunos ejemplos de preguntas que puedes hacerte a ti mismo para desafiar tus pensamientos negativos: 

En primer lugar, escribe tu pensamiento negativo. Puede ser algo así como “estoy teniendo problemas en el trabajo y me hacen cuestionar mis habilidades”. 

Pregúntate a ti mismo, “¿qué evidencia hay sobre este pensamiento?”

  • “¿Me estoy basando en hechos o en sentimientos?”
  • “¿Podría ser que malinterpreté la situación?”
  • “¿Cómo podrían otras personas ver esta situación de forma diferente?”
  • “¿Cómo vería esta situación si le hubiese ocurrido a otra persona?”

En conclusión: los pensamientos negativos nos asaltan a todos, pero si los reconocemos y los desafiamos, entonces estamos tomando un paso más hacia la felicidad. 

Respiración controlada 

La ciencia está recién ofreciendo evidencia acerca de los beneficios reales de esta práctica milenaria. Estudios han descubierto, por ejemplo, que las prácticas respiratorias pueden ayudar a reducir síntomas asociados con la ansiedad, el insomnio, el estrés post-traumático, la depresión y el déficit atencional. Por siglos, los yogis (practicantes de yoga) han utilizado el control de la respiración, o pranayama, para promover la concentración y mejorar su vitalidad. Buda promocionaba la meditación respiratoria como una forma de alcanzar la iluminación. Pruébala

Reescribe tu historia 

Escribir acerca de uno mismo y las experiencias personales – y después reescribir nuestra historia – puede llevar a cambios conductuales y mejoras en la felicidad. (Ya sabemos que la escritura expresiva puede mejorar desórdenes emocionales y ayudar a reducir los síntomas de pacientes con cáncer, además de otros beneficios médicos). 

Algunas investigaciones sugieren que escribir en un diario personal por 15 minutos al día puede impulsar la felicidad general y el bienestar, en parte gracias a que permite la expresión de emociones, la consciencia de las circunstancias propias y la resolución de conflictos internos. O puedes tomar el paso siguiente, centrarte en uno de los desafíos que enfrentas, y escribir y reescribir esa historia. 

Todos tenemos una narrativa personal que da forma a nuestra perspectiva del mundo y de nosotros mismos. Pero a veces nuestra voz interna se equivoca. Al escribir y reescribir nuestras propias historias, podemos cambiar nuestra percepción de nosotros mismos e identificar los obstáculos que se encuentran en el camino hacia nuestro bienestar. El proceso es similar al cuestionamiento Socrático, del cual hablábamos antes. Aquí un ejercicio: 

Escribe una breve historia de tu conflicto. Estoy teniendo problemas de dinero. Me cuesta hacer amigos en esta nueva ciudad. Nunca encontraré el amor. Estoy peleando con mi esposa.

Ahora escribe una historia nueva desde el punto de vista de un observador neutral, o con el tipo de apoyo y ánimo que tú le darías a un amigo. El dinero es complicado pero puedes seguir pasos para volver a tener control financiero. Todos tienen problemas el primer año en una nueva ciudad, date más tiempo, únete a clubes. No te concentres en encontrar el amor, céntrate en conocer gente nueva y pasarla bien, el resto vendrá naturalmente. Las parejas discuten, así lo vería un observador neutral. 

Numerosos estudios muestran que escribir y reescribir tu historia puede sacarte de tu mentalidad negativa e introducirte en una visión positiva de la vida. 

Muévete

Cuando las personas se ponen de pie y se mueven, incluso aunque sea solo un poco, tienden a ser más felices que cuando están quietos. Un estudio que analizaba el movimiento y los estados de ánimo de usuarios de celulares descubrió que las personas reportaban mayor felicidad si se habían estado moviendo en los últimos 15 minutos que cuando estaban sentados o acostados. La mayoría del tiempo no fue una actividad rigurosa, sino que una caminata gentil la que los dejaba de buen humor. Por supuesto, no sabemos si moverte te hace feliz o si la gente feliz se mueve más, pero sí sabemos que más actividad va de la mano con una mejor salud, y mayor felicidad. 

Practica el optimismo

El optimismo es parte genética, parte aprendida. Incluso si naciste en una familia sombría puedes encontrar tu propio rayito de luz. El optimismo no significa ignorar la realidad en una situación desesperada. Después de perder un trabajo, por ejemplo, mucha gente se siente derrotada y piensa, “jamás me recuperaré de esto”. Un optimista reconocería el desafío de manera más esperanzadora, diciendo, “será difícil, pero es una oportunidad para repensar mis metas de vida y encontrar un trabajo que me haga verdaderamente feliz”. 

Pensar positivo y rodearte de gente positiva sí ayuda. El optimismo, al igual que el pesimismo, es contagioso. Intenta pasar el rato con personas de pensamientos positivos. 

No olvides leer la segunda parte de este reporte del New York Times la próxima semana. Capítulo II: HOGAR.

Por Equipo Espacio Mutuo

Mutual de Seguridad

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This