Bendita pena: 5 formas en que la nostalgia puede mejorar tu bienestar

por | Nov 22, 2021 | El Valor de Vincularse

Con un empleo estable, hijos y energía cada vez más limitada, es normal recordar con nostalgia aquellos días del pasado en que podías decidir, de un momento a otro, irte de viaje inesperadamente con tus amigos o bailar toda la noche en tu fiesta de matrimonio. 

Pero si bien muchas personas sienten la nostalgia como una sensación placentera e incluso inspiradora, la medicina y la psicología no siempre la consideró como algo bueno. Estar “pegado en el pasado” se asociaba a la incapacidad de ajustarse a nuevas realidadesincluso llegando a considerar a la nostalgia como una enfermedad mental, similar a la melancolía, que podía derivar en ansiedad, depresión y trastornos del sueño. 

A pesar de su mala reputación, nuevas investigaciones han sugerido que la nostalgia puede ser buena para las personas, aumentando nuestro bienestar, nuestra conexión con el resto y con nuestro propósito. En lugar de ser un problema, la nostalgia puede traerle el significado y la felicidad que le faltaban a tu vida. ¿Pero sabes cómo?

  • LA NOSTALGIA NOS HACE SENTIR CONECTADOS SOCIALMENTE. 

La nostalgia por nuestro pasado a menudo incluye recordar a personas importantes en nuestras vidas, personas que se preocuparon por nosotros y nos hicieron sentir que pertenecíamos. Es decir, momentos en los que estuvimos con gente y lugares que amamos. Por lo tanto, no es demasiado sorprendente que recordar estos momentos especiales nos haga sentir más conectados con los demás.

En un estudio, los investigadores encontraron que las personas a las que se les pidió que escribieran sobre un evento que les hiciera sentir un “anhelo sentimental por el pasado” se sintieron amadas y apoyadas, y esto, a su vez, las ayudó a protegerse contra la soledad. Otro estudio encontró que cuando las personas se sentían nostálgicas por momentos de sus vidas en los que interactuaban con miembros de un “grupo externo” -por ejemplo, los adolescentes recordando momentos divertidos con adultos mayores- sentían menos prejuicios hacia ese grupo.

La nostalgia también parece ayudarnos a mantener nuestras relaciones. Por ejemplo, un estudio encontró que inducir la nostalgia ayudaba a las personas a sentirse más optimistas sobre las relaciones en general y más dispuestas a conectarse con amigos. Otro estudio encontró que cuando se les induce a sentir nostalgia, las personas -especialmente aquellas que encuentran más fácil conectarse con los demás- se sienten más capaces de ofrecer apoyo emocional a las personas con las que conviven en sus vidas. ¿Qué te parece?

  • LA NOSTALGIA NOS AYUDA A ENCONTRAR SENTIDO EN LA VIDA.

Sentir que tu vida tiene significado involucra saber que tu existencia importa y que tu vida goza de propósito – algo a lo que todos y todas aspiramos, de una forma u otra. Afortunadamente, la nostalgia puede ser un recurso importante para aumentar ese significado, al resaltar los momentos centrales de nuestras vidas y darnos un sentido de continuidad.

En un estudio, los investigadores compararon la nostalgia con 2 formas aparentemente relacionadas de pensar sobre la vida: recordar un evento pasado positivo o imaginar un futuro deseado. Centrarse en un evento que les provocara nostalgia hizo que las personas sintieran que sus vidas tenían más significado en comparación con imaginar un futuro deseable. Y, en comparación con las otras 2 reflexiones, sentir nostalgia redujo la necesidad de las personas de buscar sentido a sus vidas: para estas personas, sus vidas ya lo tenían. 

En otro estudio, las personas escucharon música que los trajo de regreso a un momento en particular o leyeron la letra de canciones antiguas. Estas actividades nostálgicas no sólo los hicieron sentirse amados y conectados socialmente, sino que también aumentaron su sentido de la vida. Luego, a las personas se les hizo leer un ensayo que propone que la vida, en realidad, no tiene sentido, diciendo algo así: “Hay aproximadamente 7 mil millones de personas viviendo en este planeta. Así que tómese un momento para reflexionar sobre la siguiente pregunta: en el gran esquema de las cosas, ¿qué importancia tiene usted?”. ¿Sabes qué hizo esa gente? Recurrió a sus sentimientos de nostalgia para aliviar esa sensación de insignificancia. 

Hallazgos como estos sugieren que la nostalgia no sólo aumenta tu sentido de la vida, sino que puede actuar como un amortiguador cuando experimentas una pérdida de significado. Por si fuera poco, también puede ayudarte a avanzar: como encontró un estudio, la nostalgia puede aumentar tu motivación para perseguir metas importantes en la vida… porque aumenta el significado, no sólo porque te pone de mejor humor.

  • ¡LA NOSTALGIA NOS HACE MÁS FELICES!

…Aunque a veces pareciera que sí hace sólo eso – mejorar nuestro humor. A pesar de que la nostalgia es, por definición, una mezcla de emociones positivas y negativas, el lado bueno le gana al malo, haciéndonos sentir más felices en general. 

En un estudio muy reciente, 176 estudiantes universitarios fueron asignados al azar a un programa de nostalgia de 6 semanas en el que se les pidió semanalmente que escribieran sobre un evento que les provocara «un anhelo sentimental por el pasado» (mientras que un grupo de control escribió sobre eventos pasados pero ordinarios). Posteriormente, informaron sobre sus niveles de emociones positivas y negativas, y cuánto les proporcionó la escritura un sentido de conexión social, significado o conexión con su yo pasado. En diferentes momentos, también informaron sobre su satisfacción con la vida, sentimientos de vitalidad y bienestar.

Los investigadores encontraron que la nostalgia era generalmente beneficiosa, lo que hacía que las personas experimentaran más emociones positivas, satisfacción con la vida y bienestar, así como menos emociones negativas, al menos 3 semanas después de iniciado el programa. Estos beneficios desaparecieron en su mayoría después de eso, excepto para las personas que comenzaron el experimento y que ya se involucraron en la nostalgia con regularidad. Para ellos, pasar por el programa de nostalgia les trajo una mayor satisfacción con la vida y menos emociones negativas hasta un mes después, posiblemente porque el programa se adaptaba mejor a ellos.

  • LA NOSTALGIA NOS PONE EN CONTACTO CON NUESTRO AUTÉNTICO SER. 

Más allá de la conexión social y el significado, la felicidad que trae la nostalgia podría deberse a que nos ayuda a vernos a nosotros mismos bajo una luz más auténtica y verdadera. Al pensar con nostalgia en nuestro pasado, somos nosotros los principales protagonistas de nuestras propias historias de vida –quizás por eso, la nostalgia nos ayuda a ver nuestra vida como continua y coherente, brindándonos un sentido de autenticidad.

En un estudio, cuando estaban preparados para sentirse nostálgicos al escribir sobre un momento de su pasado, las personas vieron su yo pasado como una representación auténtica de sí mismos. Esto, a su vez, redujo su enfoque en satisfacer las expectativas de los demás en lugar de seguir sus propias expectativas intrínsecas de sí mismos. En otras palabras, les ayudó a ser auténticamente ellos mismos, protegiéndolos en situaciones donde era difícil revelar su “yo real” a los demás.  

Quizás por esta razón, la nostalgia puede provocarnos un crecimiento personal. Al menos un estudio encontró que sentir nostalgia hacía que las personas se sintieran más positivas sobre sí mismas, lo que, a su vez, las hacía más abiertas a experimentar cosas nuevas, expandir sus horizontes y ser curiosas, todos signos de salud psicológica.

  • LA NOSTALGIA AYUDA A LAS PERSONAS DESILUSIONADAS O DEPRIMIDAS. 

Probablemente debido a sus beneficios, las personas tienden a sentir nostalgia cuando se sienten deprimidas, solas o desilusionadas. Muchos estudios han encontrado que la nostalgia parece proteger a las personas de estados mentales negativos, provocando una especie de homeostasis emocional.

Por supuesto, eso no significa que la nostalgia sea siempre buena o no pueda tener un inconveniente. Si la nostalgia nos hace pasar demasiado tiempo pensando en nuestro pasado, puede impedirnos reconocer la alegría en nuestras vidas aquí y ahora. Y, dado que tendemos a involucrarnos en la nostalgia cuando ocurren cosas negativas, podría convertirse en una estrategia de negación, que nos impida lidiar con los problemas actuales de manera más efectiva.

Alentar a grupos de personas a sentir nostalgia también podría tener consecuencias negativas. Por ejemplo, un estudio encontró que la nostalgia hacía que las personas fueran más propensas a creer en afirmaciones políticas, independientemente de su veracidad. Inducir la nostalgia podría ser una táctica publicitaria utilizada para afectar el comportamiento del consumidor, lo que también podría conducir a malas decisiones.

Aun así, es probable que la nostalgia sea más una bendición que una maldición, y una estrategia ganadora para sentirnos mejor con nosotros mismos. Puede aumentar nuestra conexión con los demás, nuestro sentido de significado en nuestras vidas, nuestra autenticidad y nuestra felicidad. Entonces, ¿por qué no sintonizarnos con la nostalgia de vez en cuando? Puede que te ayude a afrontar los desafíos del momento. ¿Qué esperas para intentarlo?

Por Equipo Espacio Mutuo

Mutual de Seguridad

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This