9 consejos para mejorar tu carisma virtual, inspirar confianza e influir en los demás

por | Feb 1, 2021 | El Valor de Vincularse

Como si mantener alta la moral durante una pandemia no fuera lo suficientemente difícil, los líderes del mundo laboral se enfrentan a un desafío incluso mayor: cómo influenciar a sus colegas a través de una pantalla. 

¿La solución? La misma de antes, de los tiempos pre-COVID: el carisma, la única forma de transmitir confianza, certeza y entusiasmo a tu equipo de trabajo. Pero en una dinámica cada vez más remota, puede no resultar tan sencillo – lo que funciona en oficinas abiertas y conferencias presenciales puede no funcionar en una reunión virtual

Entonces, ¿cómo se puede transmitir nuestra mejor “presencia” a través del teletrabajo? 

LENGUAJE CORPORAL (O LO QUE QUEDA DE ÉL)

1. Maneja las señales: Leer las señales verbales y no verbales de las personas es particularmente difícil a través de la pantalla. Por lo mismo, es importante hacer el máximo esfuerzo para potenciar lo que sí puedes transmitir: preocúpate de que tu voz, tono, ritmo y postura al hablar estén comunicando lo que quieres, de forma clara y efectiva. 

2. Expande tu expresividad:  Ten en cuenta que las cámaras web -sin importar la calidad de la imagen- debilitan tu carisma, por lo que tendrás que hacer una presentación más expresiva y grandiosa de lo normal. Si estás exponiendo una idea, adecúa tu espacio en casa de manera que te permita ponerte de pie – tu energía mejorará inmediatamente y traerás dinamismo a la reunión. 

3. Domina tu cuerpo: relájate. Abre tu torso y no cruces tus brazos; es más, utiliza tus manos y tus expresiones faciales para hacer gestos que apoyen lo que estás diciendo. 

4. Usa tu Ojos: No olvides mirar a las demás personas a los ojos. Es tan importante hoy como lo ha sido siempre. Intenta conectar con tu audiencia a través del lente – en lugar de mirarte a ti mismo en la pantalla, háblale directamente a la cámara (sí, se siente extraño al principio, pero con la práctica te acostumbrarás). 

EL CARISMA ES EMOCIONAL, NO FÍSICO

Aunque las apariencias ayudan, también engañan: el verdadero carisma no se trata de tu aspecto ni de cómo te ves, sino de cómo haces sentir a los demás. Ahora que no contamos con los espontáneos almuerzos grupales ni con casuales charlas durante los descansos con café, las reuniones virtuales son más importantes que nunca. 

1. Una sonrisa lo cambia todo: Antes de interactuar en una videollamada, pregúntate: ¿cómo espero que se sienta mi audiencia al finalizar? ¿Qué emoción pretendo generar? Esto te ayudará a alinear el mensaje con tu estilo propio. Añadir un poco de humor tampoco hará daño… ¡Y no te olvides de sonreír! Sonreír auténticamente es contagioso y la gente quiere sentirse positiva. Sonreír es la forma más fácil de ayudar a otros a sentirse aceptados y relajados.

2. Demuestra respeto prestando atención: Estar focalizado en tu cliente o colega es crucial para transmitir “presencia mental”. Concéntrate, pero en serio: si están en Zoom, Skype o Microsoft Teams, apaga las notificaciones de tu celular, correo y de tus redes sociales. El modo Silencio no es suficiente – pocas personas pueden resistir la tentación de mirar.

3. Practica la escucha activa: La conversación previa y posterior al asunto central de una reunión también es relevante. Acostúmbrate a llegar 5 minutos antes de la reunión virtual, y no termines bruscamente la sesión. Física y mentalmente, deja a un lado el resto de tu trabajo. Escucha con atención a tus colegas y haz preguntas desde ángulos diferentes que demuestren tu interés y atención.

MANTÉN LA AUTENTICIDAD

¿Videollamadas fallidas? Todos las conocemos. La mascota de la familia ladrando como sonido de fondo, constantes interrupciones de algún miembro distraído de la familia o, peor, un participante de la reunión que inadvertidamente apunta la cámara directamente hacia su mentón mientras se pasea por la casa. 

1. Integra la espontaneidad del momento: lo cierto es que, durante estos tiempos complejos, la autenticidad es una forma de conectar, si tan sólo reconocemos dónde estamos, nos mantenemos presentes y nos concentramos en la persona con la que estamos hablando, cualquier cosa que pase la podemos incorporar al momento y seguir adelante.

2. Practica usar nuevos recursos: Aprender un nuevo repertorio de herramientas, desde el uso de videos, fondos virtuales o el humor puede impactar positivamente en la productividad, al mismo tiempo que es una oportunidad para vivir nuevas experiencias. Ahora es el momento de demostrar que estás aprendiendo, desaprendiendo y volviendo a aprender. 

En los nuevos espacios virtuales nadie está 100% seguro de saberlo todo, menos de ser capaz de manejar cualquier situación que surja. Pero hay pequeños consejos que puedes aplicar o lecciones que aprender, que te llevarán a inspirar toda la confianza que necesitas.

Una actitud resiliente te dará una base sólida para influir en otros, e inspirarlos a ser más productivos y satisfechos. Como dijimos antes, tener carisma no se trata de tu apariencia, mucho menos en un mundo virtual: la clave está en cómo haces sentir a los demás

Concéntrate en hacer que las personas se sientan seguras y cuidadas a tu alrededor, y obtendrás su voluntad de seguirte para conseguir un impacto positivo. En un año tan incierto e impredecible como el 2021, ¿qué más se puede pedir de un equipo?

Por Equipo Espacio Mutuo

Mutual de Seguridad

Regístrate y cuéntanos más de tu empresa.

Así podremos enviarte artículos más relevantes para ti.

Has sido agregado con éxito a Espacio Mutuo.

Shares
Share This